Huelva, tu destino

Diez planes para una escapada de fin de semana a Huelva

Diez planes para una escapada de fin de semana a Huelva

Diez planes para una escapada de fin de semana a Huelva

Los fines de semana y los días de vacaciones que vienen pueden ser una ocasión única para sacar las mochilas, abrir el mapa y conocer un poquito más Huelva, que esconde verdaderos tesoros por descubrir.

Aquí van diez planes tranquilos, interesantes y seguros para una escapada a la provincia con más horas de sol al año de España.

1. Una visita al entorno del Santuario de la Cinta

Recientemente inaugurado, el nuevo entorno del Santuario de la Cinta es uno de los emblemas de la capital y posiblemente uno de los mejores lugares desde el que ver una puesta de sol. Conjuga la belleza paisajística del mirador a las marismas del Odiel con el valor histórico del Santuario, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y punto esencial para entender la aventura del Descubrimiento de América.

Santuario de La Cinta Santuario de La Cinta

Santuario de La Cinta / Alberto Domínguez

2. Ruta por el legado británico

Desde el Recreativo al ‘Muelle del Tinto’, la historia de Huelva es la historia del legado que dejaron los británicos que desde finales del siglo XIX hasta principios del XX explotaron las minas de la Cuenca Minera y es visible prácticamente sin moverse de la capital. Un paseo por el Barrio Reina Victoria puede ser un buen aperitivo. Sus casas de estilo inglés, con curiosas mezclas de la arquitectura andaluza, neomudéjar y colonial, asombrarán incluso a los más sabidos de la zona si se detienen un minuto a observarlas. Bajando desde la misma Avenida Federico Molina hasta Alameda Sundheim, la Casa Colón es sin duda otro trocito de la historia inglesa de Huelva. El edificio, sus salones y sus jardines pueden transportar a un visitante imaginativo a las primera reuniones para la creación del Club que hoy es el Decano del fútbol español. Ya puestos, qué mejor que seguir caminando y llegar hasta el muelle cargadero de mineral de la Compañía de Río Tinto, una joya arquitectónica que se ha convertido por méritos propios en el emblema de Huelva.

Muelle de la Rio Tinto Muelle de la Rio Tinto

Muelle de la Rio Tinto / H.I

3. Parque Minero de Riotinto

Si en la capital onubense se respiran aires británicos en muchos rincones, en la localidad de Riotinto pueden casi palparse. Empezando por un paseo en el barrio inglés de Bellavista y acabando de aventuras en el Parque Minero. Considerado como un referente del turismo industrial en España (de hecho es el destino más visitado de este tipo), el recorrido en el antiguo ferrocarril minero en contacto con el peculiar ecosistema del río Tinto, el disfrute de los increíbles paisajes moldeados por la mano del hombre, la visita a la antigua mina Peña del Hierro incluyendo 200 metros de recorrido por una de sus galerías, y el descubrimiento de la historia en el Museo Minero y la Casa 21 del barrio inglés conforman una experiencia completa y variada que satisface a todos los públicos, desde el aventurero hasta el cultural o científico. Indispensable, vaya.

Parque Minero de Riotinto Parque Minero de Riotinto

Parque Minero de Riotinto / H.I

4. Peña de Arias Montano

Un lugar mágico y con un encanto especial. Coronando la localidad de Alájar se encuentra la Peña de Arias Montano, un espacio declarado Conjunto Histórico-Artístico que guarda más misterios de los que aparenta. Ya lo sintió Alí-Jaled cuando en 114 entró con sus tropas en La Peña (fue el sitio de oración de La Laxar árabe) y después lo descubrió Benito Arias Montano, el bibliotecario del monasterio de El Escorial en tiempos de Felipe II. Además de sus cuevas (el Palacio Oscuro y la Sillita del Rey), el paraje alberga el santuario de Nuestra Señora de los Ángeles, que fue levantado en el siglo XVI y que alberga la imagen de la Virgen, a la que se tiene una gran devoción en la localidad.

Peña de Arias Montano Peña de Arias Montano

Peña de Arias Montano

5. Senderismo por la Sierra

Prácticamente cualquier localidad de la provincia esconde un bonito sendero por el que pasear, aunque no hay duda de que es la Sierra la comarca que se lleva la palma en esto de regalar naturaleza a los sentidos. Hay decenas de rutas señalizadas desde las que disfrutar del particular ecosistema serrano en el que brillan los castañares y los bosques de galería que acompañan el cauce del Múrtigas, donde abundan árboles como los chopos, los fresnos, sauces y alisos, junto con zarzas y plantas trepadoras. Un placer para la vista que servirá para recargar las pilas y alejarse de los problemas cotidianos.

Sierra de Aracena y Picos de Aroche Sierra de Aracena y Picos de Aroche

Sierra de Aracena y Picos de Aroche

6. ¿Alguien quiere Jamón? Entonces, a Jabugo

Pasar por la Sierra y no probar su jamón ibérico debería estar prohibido. Aunque este producto estrella de la gastronomía serrana es de sobra conocido por todos, siempre viene bien aprender un poco más de él. Para hacerlo lo mejor es visitar el Centro de Innovación y Promoción del Ibérico de Jabugo. Situado en el antiguo y emblemático edificio del Tiro Pichón, obra del arquitecto Aníbal González, el centro muestra a los visitantes (hay que pedir cita, ojo) algunos secretos del delicado proceso de elaboración del mejor jamón del mundo, orgullo de los jabugueños y de todos los onubenses, incluso de aquellos que no lo comen, que también los hay.

Edificio del Tiro Pichón, sede de la DOP Jabugo Edificio del Tiro Pichón, sede de la DOP Jabugo

Edificio del Tiro Pichón, sede de la DOP Jabugo / (Jabugo)

7. Probar lo mejor de la Costa

Puestos a comer, la costa de Huelva, de este a oeste, está llena de grandes restaurantes en los que probar el mejor pescado fresco, ya sea frito, a la plancha, cocinado o bien acompañado de un buen arroz. Un plan que son muchos a la vez y que obligatoriamente debería ir acompañado de un paseo por la playa: los guisos con atún o la gamba blanca en Isla Cristina, la cocina con aires portugueses de Ayamonte, los chiringuitos y las terrazas de Isla Canela o La Antilla, la rica variedad (y calidad) de El Rompido, la tradición de Punta Umbría (¡sus chirlas!) o unas tapas en Mazagón y Matalascañas.

Chocos fritos Chocos fritos

Chocos fritos

8. Los Lugares Colombinos

Desde bien pequeñito, el onubense medio es consciente de su estrecha relación con el Descubrimiento de América y, aún así, muchos aún no conocen los Lugares Colombinos, una ruta declarada Conjunto Histórico-Artístico, que discurre en torno a Moguer y Palos de la Frontera, que tuvieron una especial relevancia en la preparación y la realización del primer viaje de Cristóbal Colón. Entre las visitas imprescindibles, el Monasterio de La Rábida, el Muelle de las Carabelas (donde se encuentran las réplicas de la Pinta, la Niña y la Santa María) y la Casa-Museo de los Hermanos Pinzón.

Muelle de las Carabelas Muelle de las Carabelas

Muelle de las Carabelas

9. Muralla y Castillo de Niebla

Turdetanos, romanos, visigodos y cristianos han invadido, conquistado y alterado el Condado de Huelva durante miles de años, un paso que se visualiza muy especialmente en Niebla, cuyo casco histórico se encuentra cercado por uno de los conjuntos amurallados mejor conservados de Andalucía. En su interior se suceden monumentos de distinta procedencia como el el castillo de los Guzmanes, la iglesia de Santa María de la Granada o el hospital de Nuestra Señora de los Ángeles, reconvertido en casa de la Cultura de la localidad. Visitar las Murallas de Niebla supone un viaje en el tiempo y a la rica historia del Condado.

Castillo de Niebla Castillo de Niebla

Castillo de Niebla

10. Disfrutar los paisajes de Marismas del Odiel

Su belleza es indudable y su riqueza ecológica, tanto de lo mismo. Pero una de las mejores cualidades del Paraje Natural de Marismas del Odiel es su accesibilidad gracias al carril bici que circunvala el entorno desde la capital hasta la playa de La Bota en Punta Umbría. Kilómetros para pasear bordeando marismas y admirando paisajes increíbles en los que las aves, y especialmente los flamencos, son los auténticos protagonistas. Imprescindible llevar una buena cámara de fotos.

Marismas del Odiel Marismas del Odiel

Marismas del Odiel

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios