Huelva, tu destino

Huelva, cuna de uno de los palos más genuinos del flamenco: el fandango

  • En la mayoría de los pueblos y rincones de nuestra provincia puede escucharse este arte tan arraigado en nuestra forma de ser y de sentir.

Rocío Márquez, una de las voces flamencas onubenses más destacadas

Rocío Márquez, una de las voces flamencas onubenses más destacadas / Alberto González

El flamenco es una de las señas de identidad más importantes y uno de los productos culturales más universales que distinguen a la provincia de Huelva de otros destinos, al ser cuna de uno de los palos del flamenco más genuinos como es el fandango, además de la importancia de la industria y la cultura asociada al mundo del flamenco existente en nuestra provincia.

Prueba de ello, en todos los pueblos y rincones de nuestra provincia puede escucharse este arte tan arraigado en nuestra forma de ser y de sentir.

Celebración del Día del Fandango en Alosno Celebración del Día del Fandango en Alosno

Celebración del Día del Fandango en Alosno / M.G. (Alosno)

El fandango de la provincia de Huelva fue declarado el pasado año Bien de Interés Cultural (BIC) en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía, siendo el primer palo del flamenco en recibir esta distinción y figura de protección. La Junta de Andalucía reconocía su interés etnológico, debido a su especial relevancia como expresión músico-oral y su gran tradición como patrimonio cultural vivo de la provincia onubense, que trasciende los límites provinciales.

Alrededor del fandango existe una importante cultura material, que viene representada por la gran cantidad de registros sonoros, audiovisuales, documentos, material bibliográfico y otros que pueden encontrarse en poblaciones, agrupaciones, peñas y otras instituciones, con un valor patrimonial de suma importancia para entender esta expresión del flamenco en todas sus dimensiones: creativa, simbólica, histórica, etcétera.

En este sentido, desde la Diputación se está promoviendo la Ruta del Fandango, que quiere establecer una estrategia única para que la provincia de Huelva lidere el fandango a través de una marca tan poderosa como es ser la cuna del mismo.

En la provincia de Huelva en general y en particular en algunos municipios, donde encontramos ciertas singularidades, el fandango se convierte en símbolo de la identidad local y de reafirmación colectiva como comunidad culturalmente diferenciada.

De esta forma, según la localidad, pueden constituir referentes de máxima intensidad en contextos rituales de gran vitalidad, como las Cruces de Mayo o en el desarrollo de sus correspondientes romerías, mientras que en otros municipios se circunscriben a encuentros, certámenes, reuniones de grupos o peñas flamencas.

La Diputación de Huelva tiene el compromiso de apoyar y poner en valor el papel fundamental que cumplen las peñas y asociaciones culturales de la provincia a la hora de mantener vivo el flamenco y contribuir a su conocimiento y difusión, además de su incalculable valor como cantera de artistas, colaborando en la promoción de cantaores, bailaores y guitarristas noveles.

Sea de una u otra forma, el fandango representa e identifica a determinados colectivos de la provincia de Huelva, a la vez que señala y define formas de vida expresadas en formas musicales y orales de gran relevancia para el conocimiento de la diversidad y riqueza cultural de Andalucía.

Entre los diferentes estilos, destacan los de los municipios de Almonaster la Real (con hasta nueve variedades), Alosno (con un gran número de estilos personales y variedades, como el cané o el parao), Cabezas Rubias, Calañas (único de la provincia que cuenta con partitura), El Cerro de Andévalo (vinculado a la romería de San Benito Abad), Encinasola, Huelva, Minas de Riotinto, Santa Bárbara de Casa, Valverde del Camino y Zalamea la Real.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios