Huelva, tu destino

Huelva abre sus alas de la mano de Antonio Orozco

  • Al grito de "vuela alto" el artista conquista los corazones de todos los onubenses

  • El cantaor, Arcángel, sube al escenario para poner el broche final a la actuación

Un momento del concierto de Antonio Orozco en Huelva.

Un momento del concierto de Antonio Orozco en Huelva. / Clara Carrasco

"Estaremos despegando en unos minutos..." así resonaban los altavoces en la Plaza de Toros de la Merced anunciando que el artista Antonio Orozco despegaría su vuelo con todos los asistentes para hacerlos soñar con los ojos abiertos. Su disco Aviónica, la ciencia que permite que un avión se sostenga en vuelo, va dedicado a sus oyentes los que han sido su sostén durante todo este tiempo. 

La pasada noche Huelva se inundó de la energía del artista, desde sus sillas el público pudo sentir el ritmo y la positividad que derrochaba en cada letra. Con una duración de una hora y media Orozco recibió muy cerca el cariño de una ciudad que se volcó en su concierto.  

Después de que El Bomba, exconcursante de La Voz, diese comienzo al espectáculo, Antonio salió arrasando con todo con el corazón a mil y sudores en la frente, pidiendo a gritos a todo el que asistió al concierto "volar alto". Con la emoción de su recibimiento saltó del escenario para acercarse a su público agradeciendo "la valentía de cada uno de ellos por acudir a su espectáculo". 

Asimismo, Orozco quiso recordar los duros momentos vividos durante la pandemia "donde se amontonaron los te quiero y los te espero" y reconocer el trabajo de todas las personas que estuvieron en primera línea por "hacer que nuestra vida en estos tiempos hayan sido más fáciles, más bonitas y más dignas, por ello, todos estamos hechos de pedacitos de cada uno de ellos". Con estas palabras el artista entonó una de sus canciones más escuchadas de su carrera.

A su vez, rindió homenaje a todos los héroes que están en cualquier lugar "a los héroes de todos los que están aquí hoy, a los de cada uno de vosotros" también nombró "a los que ya no están" y pidió permiso para reconocer la labor "de todas las personas que se levantan por la mañana con el único objetivo de ayudar a los demás" porque "aunque ojalá nunca hubiese tenido que escribir esto, los héroes son héroes porque nadie saben que lo son".

Durante la velada, hubo un hueco para las risas donde Orozco, por petición del público, invitó al escenario al cantaor, Arcángel. Huelva se desmoronó entre risas y aplausos cuando el artista se levantó para cantar con Orozco el tema Estoy hecho de pedacitos de ti. Entre los dos hicieron magia que conquistó la plaza de toros, donde todos se pusieron en pie al son de palmas. 

El concierto contó con todas las medidas de seguridad previstas desde la promotora Eternidad Eventos y Crisel Comunicación, quienes permitieron a Huelva Información acceder al evento. El público respetó las restricciones pero eso no les impidió emocionarse y cantar a todo pulmón a través de sus mascarillas. 

La positividad, la energía, el toque rockero, los recuerdos y la diversión hicieron del concierto un vuelo impresionante que aterrizó con una despedida de Huelva por todo lo alto "cuando me preguntan que desde cuando no vengo, contesto que de aquí nunca me he ido". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios