Huelva, tu destino

El Choro: “El baile flamenco me ha dado la oportunidad de llevar mis raíces a Nueva York, China o Brasil”

  • "Huelva me ha dado mi forma de ser, mi familia, mis amigos y el lugar donde me crié. La tranquilidad que allí se respira es inconfundible", asegura el onubense.

Antonio Molina 'El Choro'

Antonio Molina 'El Choro' / Lucrecia Díaz

En el Día Internacional del Flamenco entrevistamos al bailaor Antonio Molina 'El Choro'.

Este artista sen crió en el barrio del Torrejón en Huelva, donde dio sus primeros pasos en el mundo del flamenco con el apoyo de su familia. Después de haber recorrido numerosas ciudades de todo el mundo sembrando su arte y su acento, el artista llega con su nuevo espectáculo 'Si Dios Kiere' que se estrenará el 3 de marzo de 2022 en el teatro Villamarta de Jerez.

¿Cuándo decidiste dedicarte al baile?

Durante mi infancia el baile no era mi mayor pasión aunque pueda sorprender. Yo era un fanático del fútbol y lo sigo siendo, pero gracias a los consejos y a la confianza de mi padre me di cuenta de que tenía algo diferente en el escenario, probé y me salió bien.

El Choro El Choro

El Choro / Lucrecia Díaz

¿Qué relación tenía tu familia con el flamenco? ¿Cómo te influyó?

En mi familia el flamenco es algo que se escucha desde la cuna, mi padre era bailaor e impartía clases en Huelva y mi tío, 'El Peca' se dedica al cante. Esto me influyó enormemente porque me crié entre palmas, cantes y guitarras, mi primera actuación fue con tan solo 3 años en el Ayuntamiento de Huelva y aunque era muy vergonzoso se notaba que mi futuro iba a ser ese.

¿Dónde llevaste a cabo tus estudios?

En 1999 gané el concurso de baile flamenco de la Fundación 'Cristina Heeren' donde me proporcionaron una beca de estudio en Sevilla. Antes ya había empezado mi andadura en el mundillo, iba y venía de Sevilla para asistir a las clases de Manolo Marín y en Huelva mis profesores eran Gonzalo y Alejandra Romero.

Llegaste a Sevilla con tan solo 15 años, ¿cómo fue eso para ti?

Fue algo nostálgico más que triste o doloroso porque iba a hacer lo que me gustaba. También fue un poco duro porque estaba acostumbrado a vivir con mis padres y a tener su presencia y ayuda en todo momento, era muy joven y tuve que aprender rápido pero nunca me arrepentiré ni medio segundo de la decisión que tomé porque el flamenco es mi vida.

¿Cuál ha sido tu actuación más especial?

Fue en Jerez, con mi primer espectáculo en solitario “Aviso: Bayles de jitanos” donde gané el premio del artista revelación, esa actuación marcó un antes y un después en mi carrera y me ayudó a despegar profesionalmente.

Más tarde, recuerdo con cariño y orgullo la actuación en el Carnegie Hall de Nueva York en la actuación de Vicente Amigo, salí tocando las palmas y cuando levanté la cabeza y vi a todo el público me quedé impactado.

El Choro El Choro

El Choro / Lucrecia Díaz

¿Tienes en mente algún espectáculo?

El 3 de marzo sale mi nuevo espectáculo dirigido por 'El Chino' en el teatro Villamarta de Jerez

'Si Dios Kiere' y está producido por mi. Mi intención es que la gente disfrute, aportar alegría después de la época de pandemia que hemos vivido.

¿Cómo viviste la pandemia?

Viajo muchísimo por mi trabajo soy un culo inquieto y el estar tanto meses en casa ha perjudicado a todos los artistas. Gracias a dios después no me ha faltado el dinero pero si que han sido momentos complicados. Pierdes tu ilusión y conforme pasaban los días me daba cuenta de como se caían todas las actuaciones del año.

Eres profesor de baile en la Fundación Cristina Heeren, ¿cómo inculcas el flamenco a tus alumnos?

Llevo dando clases allí desde que tenía 18 años. Es un sitio donde vienen alumnos de todo el mundo y aunque la barrera del idioma es complicada, voy evolucionando y me gusta transmitir lo que significa el flamenco para mi y cómo hay que desarrollarlo.

¿Quién es tu prinicipal referente?

Solo tiene un par de años más que yo pero me encanta desde que era pequeño. Farruquito es digno de admirar. Además, reconozco el arte y la técnica de otros muchos compañeros como Rafael Campallo, Jesús Carmona.

El Choro El Choro

El Choro / Lucrecia Díaz

¿Cuál es tu palo favorito del flamenco?

Las alegrías, nunca se espera que la baile por mi aspecto. Me suelen decir que me pega más la seguirilla, la solea o el taranto. Me identifico con ellas porque soy espontáneo y me hacen sentirme libre y como no está en incluida en mi espectáculo.

¿Te quedas con los tablaos o los espectáculos?

Cada uno te aporta cosas diferentes, el teatro te viste con luces, una música que te acompaña al milímetros y muestra formalidad y rigurosidad. Sin embargo, en el tablao todo es más natural y se llega fácilmente al espectador.

¿Cómo describirías Huelva?

Huelva me ha dado mi forma de ser, mi familia, mis amigos y el lugar donde me crié. La tranquilidad que allí se respira es inconfundible y la familiaridad de su gente. Cuando me situé como artista me dieron mi lugar en la ciudad, pero creo que es necesario que todos los onubenses pongamos en valor cada rincón que tenemos, Huelva es una ciudad increíble a la que se le puede sacar mucho partido.

Tu lugar favorito de Huelva.

Tiene unas playas increíbles y la sierra también es maravillosa. Hace poco descubrí un bar del que me enamoré El Gallo Negro de la Plaza Antigua es un sitio especial, que desborda alegría y que tiene una cerveza bien fría.

No vives en Huelva, ¿la echas de menos?

Llevo 20 años en Sevilla pero Huelva es mi ciudad y la de mi familia y allí he mamado el flamenco, es el que me ha hecho crecer y descubrir otros países y ciudades increíbles como Tokio, Brasil y Nueva York. Esto me ha hecho valorar lo mío y sobre todo querer al flamenco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios