Atletismo | Media Maratón Emilio Martín gana la Media Maratón de Córdoba

  • El atleta onubense vence la prueba con un tiempo de 1:07:03

  • En categoría femenina Tamara Pérez se proclama vencedora

Emilio Martín posa sonriente tras conseguir la victoria en la Media Maratón de Córdoba Emilio Martín posa sonriente tras conseguir la victoria en la Media Maratón de Córdoba

Emilio Martín posa sonriente tras conseguir la victoria en la Media Maratón de Córdoba / Juan Ayala (Córdoba)

Comentarios 0

Como toda prueba deportiva que se precie, la 34ª EDP Media Maratón de Córdoba también ha tenido sus ganadores: Emilio Martín y Tamara Pérez. Ellos han sido los más rápidos en completar un recorrido mágico al que la incesante e intensa lluvia ha dotado de un cariz heroico. Y eso mismo ha convertido a la cita estrella del calendario provincial cordobés -esta temporada, además, incluida en el I Circuito de Carreras Ciudades Patrimonio de la Humanidad- en una acumulación de triunfos a título personal, apartados de lo puramente mediático. Son los que han firmado cada uno de los 8.750 atletas que han tomado la salida con la única ilusión de poder cruzar la Puerta del Puente. No todos lo han conseguido, pero ellos también han escrito su particular página de gloria. Porque detrás de cada corredor siempre hay una historia.

Acreditados por sus tiempos, el objetivo de algo más de medio centenar de atletas no era otro que alcanzar la línea de meta en primer lugar. Esta vez, a la habitual dificultad de una prueba de esta magnitud se había unido una adversa climatología, con una lluvia y un fuerte viento que han convertido la carrera en un carrusel de obstáculos añadidos... y un examen más a la fortaleza, tanto física como mental, de los corredores.

Pero nada de eso ha podido frenar a Emilio Martín, el mejor duatleta del panorama nacional que en su primer encuentro con la distancia de la temporada se ha apuntado la victoria. No lo ha tenido fácil, pues desde el primer momento los encargados de imponer el ritmo han sido Cristóbal Ortigosa y Antonio Montero. El onubense ha esperado su momento, manteniendo siempre a una distancia prudencial a los dos primeros, y aunque su objetivo no era más que prepararse para la Maratón de Valencia de la próxima semana, se ha visto ante la posibilidad de disputar el triunfo.

Los últimos cuatro kilómetros, decisivos

Finalmente, Martín ha dado caza a Montero a la altura del kilómetro 17, después de que el lucentino empezara a pasar dificultades varios minutos antes, perdiendo comba con Ortigosa, que se quedó en solitario en primera posición. Pero a la altura del kilómetro 18, el duatleta le ha alcanzado también y ambos se han plantado en el tramo final igualados, aunque un último arreón del onubense le ha permitido plantarse en la línea de meta con unos segundos de margen, con un tiempo de 1:07:03. 

Ortigosa le ha seguido la estela, siendo segundo con un registro de 1:07:07. El trío de honor lo ha completado Antonio Montero, que ha podido superar las molestias para bajar de la hora y ocho, y subir por primera vez a un podio que venía acariciando en las últimas ediciones. Su crono de 1:07:48 le ha permitido a su vez ser el mejor cordobés en la prueba.

Menos oposición en la prueba femenina

Tamara Pérez, en el momento de cruzar la línea de meta Tamara Pérez, en el momento de cruzar la línea de meta

Tamara Pérez, en el momento de cruzar la línea de meta / Juan Ayala (Córdoba)

En la categoría femenina, Tamara Pérez ha tenido menos problemas para adjudicarse el triunfo e inscribir por primera vez su nombre en el palmarés de la Media Maratón de Córdoba. La atleta gaditana de San Fernando sólo ha tenido algo de resistencia por sus rivales en los primeros kilómetros, pero pronto ha podido poner tierra de por medio para apuntarse de manera cómoda la victoria, merced a un registro de 1:18:04.

Pero tras los honores, merecidos, de los más veloces, la Media de Córdoba también ha guardado un lugar de privilegio a cada uno de los miles de corredores que han culminado su recorrido. Porque más allá de ganar o perder, de bajar unos segundos la marca o de completar por primera vez los 21.097,5 metros que marcan la mitad de la maratón, el éxito personal de cada corredor se queda guardado en su interior, en un palco de oro de su memoria. 

MÁS ALLÁ DE GANAR O PERDER, DE BAJAR UNOS SEGUNDOS LA MARCA, EL ÉXITO DE CADA CORREDOR SE QUEDA GUARDADO EN UN PALCO DE ORO DE SU MEMORIA

Ellos son al final los grandes triunfadores de una prueba que continúa año tras año dando muestras de imparable crecimiento, y a la que ni siquiera la lluvia y el viento han podido deslucir en este 2018. Todo lo contrario, la han convertido en una gesta aún mayor, en una motivación extra para todos los que se han calzado las zapatillas y se han vestido de corto para tirarse a la calle y devorar kilómetros, con el final que haya sido. Porque ese afán de superación, con disfrute, y no otro es el verdadero espíritu de una cita cordobesa que ya es la gran fiesta de los populares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios