Villanovense-recre

Un duro paso atrás (3-1)

  • Un Recre plano y sin ideas cae de forma contundente ante un rival que tuvo muy claros los conceptos de la categoría. La falta de intensidad y la indefinición recreativistas, claves.

Comentarios 1

La calidad se tiene o no se tiene, pero la intensidad se expone y no se negocia. De lo primero nadie duda. De lo segundo ayer quedaron sospechas. Con poco más que eso y un planteamiento mucho más inteligente le bastó al Villanovense para sacar los colores al Decano, golearlo sin contemplaciones y demostrar que le queda mucho. Está muy lejos de ser competitivo. El Recre se dio de bruces con el abecé de la Segunda B en Villanueva de la Serena. Un oponente que muerde en el centro, que defiende con mucho orden y que arriba tiene las ideas claras para lanzar sus latigazos. No es más. 

Tomó el control de inicio el Villanovense. El conjunto serón quiso la pelota y se encontró con un Recre al que no le incomodó buscarlo al contragolpe. Fue su primer gran error. Uno de muchos. El mayor de todos fue no equilibrar la intensidad del oponente. Apenas inquietó en este tramo salvo algún lanzamiento sin peligro desde media distancia. El Decano esperó. Cometió el fallo de lanzar sus salidas desde demasiado lejos, lo que distanció a Iván Aguilar de la segunda línea y con ello restó capacidad a su ataque. Nunca tuvo alternativas de verdad. Desperdició minutos para corregirlo. Se condenó en una guerra de desgaste que sólo lo mermó para nada. 

Ceballos se decidió por Luzardo como pareja de Bonaque en defensa. El canario demostró su contundencia y potencia por arriba, aunque le costó mucho más por abajo. Sufrió demasiado. Defensivamente fue un equipo inferior el Decano. Tardó un cuarto de hora el Recre en dar un paso al frente. Asomarse al área de Wilfred le permitió comprobar las debilidades de su rival. Así tuvo Dani Molina la única oportunidad de la primera mitad. El onubense se quedó solo dentro del balón que no se esperaba. El canterano se durmió y permitió a la zaga y el meta local abortar lo que era un gol cantado en el 19. 

La pérdida de ímpetu villanovense no encontró su reflejo en una profundidad real por parte recreativista. Jesús Rubio bajó el ritmo y con él careció el equipo de Manolo Sanlúcar del timón para mover el cuero. El ex albiazul marcó la temperatura del fútbol local. Cuando reapareció inquietó el Villanovense, cuando lo tapó el Recre se apagó la chispa verdiblanca. Su movilidad no tuvo nunca una respuesta clara por los onubenses. Al menos el Villanovense tuvo claro su referente y lo buscó hasta encontrarlo de nuevo, porque el Decano buscó un pilar sobre el que construir su juego sin tener la claridad necesaria en el centro del campo. En un duelo plano se impuso la intensidad extremeña. 

Pues si Ceballos se decantó por Luzardo para fortalecer al equipo por alto, la apuesta no pudo salir peor. El Villanovense se liberó de las ataduras pasada la media hora de juego. Salió de nuevo de su campo golpeando una y otra vez con centros hasta que Carlos Andújar se impuso por arriba para hacer el primero de cabeza (35'). El remate sin oposición dejó en evidencia a la zaga albiazul. Noqueado por el tanto y sin alternativas, el segundo no tardó en llegar. Un claro penalti lo materializó Jesús Rubio en el minuto 40. Superado y desesperado pidió a gritos el descanso el Recre. 

Trató de corregir el desaguisado Ceballos con Waldo y Altamirano en lugar de Iván Aguilar y Dani Molina. Acertó el técnico en el diagnóstico, pero erró en el tratamiento. El ataque y el centro del campo eran una desierto. No tuvo intensidad ni profundidad. Debía dar una solución. Sacrificó para buscarlo a las piezas equivocadas. Con el movimiento de peones acabó por aislar más a Jesús Vázquez, cada vez más solo. El onubense asistió impotente a la cabalgada local que significó el tercero. El Recre estaba partido en dos y del correcalles sólo podía salir más dañado. 

Waldo lo intentó por la banda. Fue el único capaz de aportar algo más. Rafa de Vicente se desinfló muy pronto y el colectivo naufragó desarmado desde el inicio por un planteamiento inteligente del técnico Manolo Sanlúcar. 

Pudo dar gracias Ceballos. El Villanovense prefirió disfrutar del festín antes que ir a hacerle toda la sangre que pudo. Como era un duelo de fe y pelea, quien más la tiene encontró ya con el duelo decidido el premio de un gol que sirvió de poco al colectivo, aunque reivindicó a Ale Zambrano como alternativa. 

Nada que maquillase una imagen desconcertante del Decano, que ni supo atacar ni defender. Afrontó el choque en terreno de nadie y se llevó una merecida derrota. Quiso ser conservador pero no supo armarse para ello. Trató de tener la pelota sin primero controlar el ritmo y el centro del campo. Cuando ni atacas ni defiendes, sólo hay un saldo posible. Ese fue el Recre desdibujado y siempre sin alternativas que pasó por el Romero Cuerda. Se perdió en los quieros sin encontrar un camino claro para encarar el partido. Dio un duro paso atrás.

Ficha técnica:

Villanovense: Wilfred, Iván Pérez (Álvaro González 71'), Candelas, Espín, Owona, Curro, Carlos Andújar, Elías Pérez (Pajuelo 64'), Carlos Fernández (Juanjo 80'), Jesús Rubio y Valverde.

Recreativo: Rubén Gálvez, Sedeño, Javi Cantero, Luzardo, Bonaque, Dani Molina (Waldo 46), Jesús Vázquez (Ale Zambrano 76'), De Vicente, Fran Machado, Iván Aguilar (Altamirano 46') y Núñez

Árbitro: Villoria Linacero (madrileño). Amonestó a Iván Pérez (6'), Espín (8' y 84'), Curro (20'), Carlos Andújar (75'), por el Villanovense; y a Luzardo (63'), Bonaque (90'), por el Recreativo. El local Espín fue expulsado por doble amonestación.

Goles: 1-0 (35') Carlos Andújar. 2-0 (40') Jesús Rubio, de penalti. 3-0 (53') Carlos Fernández. 3-1 (86') Ale Zambrano.

Incidencias: Encuentro disputado en el Romero Cuerda de Villanueva de la Serena ante unos 2.500 aficionados. Un centenar de seguidores del Recre en las gradas. El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, acompañó a la expedición y presenció el choque desde el palco. Terreno de juego en perfectas condiciones, aunque se levantó en algunas zonas como consecuencia de su reciente instalación.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios