División de Honor Andaluza

Nuevo ridículo del Cartaya

  • El Torreblanca vence sin oposición y coloca a la plantilla en el disparadero

El Cartaya no levanta cabeza y suma una nueva derrota El Cartaya no levanta cabeza y suma una nueva derrota

El Cartaya no levanta cabeza y suma una nueva derrota / A. Gaitán (Cartaya)

Después de vivir la enésima decepción de la temporada, a uno le dan ganas de repartir, no dejar títere con cabeza, que cada palo aguante su vela. Lo que está pasando en el Cartaya no se puede prolongar más en el tiempo. Anunció Limón, después del último desastre fuera, en San José, que tendría una reunión con la plantilla para hablar a la cara. A la siguiente semana, es decir, la anterior, el Cartaya empató en casa ante el Antoniano y la imagen fue de levantamiento. Pues bien, ayer en Torreblanca, ante un rival muerto de miedo por su situación en la tabla, el equipo de Limón no tiró a puerta en todo el partido. A estas horas, el portero Leal todavía está muriéndose de la risa. Todo esto determina que a la plantilla, principal responsable de lo que está pasando, le duró la charla lo que tardó en aplicar la formula de la gaseosa. Es todo tan surrealista que no se entiende nada.El Torreblanca, aseado en defensa, organizado y con mucha fe, le pintó la cara a un Cartaya fantasmagórico, sin alma, sin ideas, sin plan, otra vez sin plan, por lo que la situación, insostenible, ya traspasa fronteras, ya no solo hay unos pocos de culpables. Más bien, ya no quedan inocentes.Esta plantilla cuesta mucho dinero para esta categoría como para que vaya arrastrándose por los campos, quedando siempre a merced del rival, se llame como se llame y vaya donde vaya. Las dos últimas salidas ante oponentes en puestos de descenso. Y lo malo es que ni les ha hecho cosquillas.La primera parte se escapó por aquello de tomarle la temperatura al rival y al campo. Pero el único susto importante lo dio el equipo sevillano, abortó Bocanegra al filo del descanso. Con el inicio de la segunda mitad comenzó a tomar cuerpo la película de terror. A los cinco minutos progresa por banda izquierda el Torreblanca, ponen un centro sin oposición y lo remató Jimi sin menos oposición aún. Vendido Bocanegra. Eso encendió todas las alarmas porque ya sabemos cómo se las gasta el Cartaya cuando se pone por detrás en el marcador. Y se confirmaron todos los peores pronósticos. Fue un ir y venir a ninguna parte un frontón, con el Torreblanca aplicado y poco más, ante un Cartaya sin fundamento mínimo para doblegar todo eso. Limón apostó por dos delanteros a ver si sonaba la flauta y al poco deshizo el cambio con otros cambios que no aportaron nada.Al 82 de juego llegó la sentencia y la pena viva, porque este equipo, ahora mismo es un alma divagando en la pena. Chutazo desde la frontal de Aranda y gol. Sin opciones para el portero. Fue como si el Cartaya se esperase el resultado. Nadie gritó de rabia, nadie gesticuló, todos agacharon la cabeza. ¡Lo que se nos viene encima!, pensaron.Es la vida de un equipo que repite errores del pasado. Porque ahora se parece más al equipo antes de que llegara Limón en el final de la pasada campaña. Y recuerdo que se salvó por los pelos. A confesarse, que son muchos y variados los pecados. El problema es que a ver quién es el guapo que los confiesa.

FICHA TÉCNICA:

Torreblanca: Leal, Julio, Pinto (Albi, 68’), David, Luis, Seda, Álex (Buba, 85’), Mario (Ismael, 77’), Pichaco (Aranda, 61’), Iraola (Kisco, 72’) y Jimi (Javi, 68’).

Cartaya: Bocanegra, Manuel (Pitu, 84’), Aitor, Francis Ruiz, Novoa, Mario, Sebas, Fernando Vaz, Driss (Canito, 76’), Lolo (Dani Pérez, 67’), Guille (Souto, 61’).

Goles: 1-0 (50’) Jimi 2-0 (82’) Aranda.

Árbitro: Blanco Aragón, de Granada. Amonestó por los locales a Julio, David y Jimi.

Incidencias: Unos 100 espectadores en Los Caños de Torreblanca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios