Deportes

El camino comenzó en el 84

  • El Cajahuelva vio la luz en el verano de ese año de la mano de Fernando Sánchez Luengo y con Angel Montaner como presidente

Comentarios 2

El verano de 1984 marca un antes y un después en el baloncesto de elite de la capital con el nacimiento del Cajahuelva, un proyecto que comenzó su andadura en la Tercera División (donde también militaba otro equipo onubense, el Atalaya) de la mano de Fernando Sánchez Luengo y con Angel Montaner como presidente, teniendo el soporte económico de la caja que dio nombre al equipo.

Con una plantilla netamente de Huelva (la formaban Carlos Pajón, Perico y Javier Zalvide, Adolfo Fernández, Pepe Toscano, Pepe Pachón, Rafael León, Julio Sánchez, Juan Nieto, Manolo Vázquez y Juanjo) el equipo tuvo un inicio arrollador: se proclamó campeón de su división y logró el ascenso a la entonces Segunda División Nacional.

En la temporada 85/86 el Cajahuelva logra la permanencia y se produce el debut de Cristóbal Rojas. Al año siguiente el equipo abandona Las Américas y pasa a jugar en el Andrés Estrada, llegando a disputar la fase de ascenso a Primera B.

En la 87/88 el club logra el ascenso y regresa a Huelva una figura emblemática como es el base Antonio Márquez. El salto de categoría supone todo un reto económico y deportivo, llegando en la 88/89 el primer extranjero en la historia del club: Voise Winters. Se pierde la categoría al caer en el Andrés Estrada en el quinto partido del play off de permanencia ante el Obradoiro (2-3), pero el descenso no se consuma. Sánchez Luengo, uno de los 'padres' del club, abandona la entidad después de cinco temporadas.

La temporada 89/90 trae consigo muchas novedades: en el banquillo (llega Angel Martín Benito), en la presidencia (Manuel García Izquierdo) y en el cargo de gerente (Javier Rodríguez Walls). Uno de los foráneos más carismáticos, el portorriqueño Jerome Mincy, debuta en la tercera jornada de Liga, y por primera vez en su historia el Cajahuelva disputa las eliminatorias por el ascenso a la Liga ACB, pero pierde ante el Obradoiro (2-1).

La siguiente campaña está marcada por la continuidad; el equipo sigue en Primera B y de nuevo juega un play off de ascenso, pero Andorra le cierra el paso. El club ya está asentado, implantándose cada vez más en la ciudad y consolidando sus estructuras. Destacar que en el Andrés Estrada jugó el ruso Tkachenko, cuando militaba en el Guadalajara.

En la 91/92 llegan Juan Llaneza (técnico) y Tom Gneiting, y se produce el debut de otro estandarte del baloncesto onubense, el base Miguel Angel Vílchez. El Cajahuelva pasa a llamarse El Monte-Huelva. En lo deportivo, se vuelve a disputar otra eliminatoria por el ascenso, pero cae (3-2) ante un Prohaci Mallorca liderado por Mincy. Al final de temporada Javier Rodríguez Walls abandona el club.

La temporada siguiente viene marcada por una importante renovación, con Manuel Pérez Blanco como presidente, Manuel Fernández Rey 'Pirulo' al frente del banquillo y Dietrich Waters ocupando la plaza de extranjero. El Monte-Huelva cuaja una buena campaña y se queda a las puertas de la Liga ACB, perdiendo ante el Cornellá catalán.

La campaña 93/94 fue clave en el futuro del club. Por un lado, al banquillo llega Quino Salvo, teniendo como segundo a Sergio Valdeolmillos; y por otro, los problemas económicos empiezan a cobrar protagonismo y los jugadores se plantean llevar a cabo un encierro para cobrar sus nóminas, aunque Ayuntamiento y Diputación ayudan al club a solventar la situación. En lo deportivo, importante papel del ruso Daineko y el San José de Badalona que elimina al conjunto onubense (2-0) en el play off.

La temporada 84/95 llega con importantes cambios. Tras la reestructuración llevada a cabo en el baloncesto español, el club juega en una nueva categoría, la Liga EBA (sustituta de la Primera B). Sergio Valdeolmillos asume las riendas del equipo, regresa Mincy con la Liga ya empezada, Antonio Márquez abandona el club, Inmaculada García acaba la temporada como presidenta y El Monte Huelva elude el descenso tras imponerse al Caja San Fernando (3-0) en la eliminatoria por la permanencia. Cristóbal Rojas no continuó en el equipo.

La temporada 95/96 fue la última antes de la creación del Club Baloncesto Huelva SAD. El equipo contó con tres pilares importantes: el presidente (Luis Ricca), el entrenador (Sergio Valdeolmillos) y el jugador más carismático que ha pasado por Huelva (Ray Smith). El equipo jugó un gran baloncesto, unido a la espectacularidad que Ray Smith proporcionaba, lo que trajo consigo un incremento en el número de los aficionados, que se fueron 'enganchando' a este deporte y consolidando una masa social importante. De nuevo El Monte Huelva se metió entre los mejores de la categoría, pero regresó sin premio de la fase final de ascenso que se disputó en Lugo.

En el verano de 1996 comienza una nueva etapa en el baloncesto onubense: nacen la Liga Española de Baloncesto (LEB) y el CB Huelva SAD, que recogió el testigo dejado por el Club Huelva 76/Cajahuelva/El Monte Huelva. Fue un 'parto' difícil, ya que el club tuvo que superar innumerables obstáculos para salir en competición, aunque todo el esfuerzo se esfumó tras 12 años de existencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios