Fútbol | Copa de la Reina

El Sporting Huelva rememora los cincos años de su victoria en la Copa de la Reina

  • La presidenta Manuela Romero destaca que "a veces los sueños se hacen realidad y las cenicientas se convierten en reinas". A Martín-Prieto se le pone la piel de gallina recordando el partido

La 'familia' del Sporting Club de Huelva festeja el título conquistado en Melilla. La 'familia' del Sporting Club de Huelva festeja el título conquistado en Melilla.

La 'familia' del Sporting Club de Huelva festeja el título conquistado en Melilla. / H. Información

Hace cinco años el Sporting Huelva levantó el trofeo de campeón la Copa de la Reina, un título con el que hizo historia para su club y el fútbol femenino andaluz, convirtiéndose en "el estandarte de los modestos".

La presidenta del club onubense, Manuela Romero, lo ve así y señaló a Efe que "a veces los sueños se hacen realidad y las cenicientas se convierten en reinas". Es por ello que en el quinto aniversario de aquella final, ganada por 2-1 al Valencia en Melilla el 17 de mayo de 2015, pide que "ahora que por favor sigan apoyando, por todas las niñas que también quieren cumplir su sueño".

La dirigente reconoció que cuando recuerda la final siente "una felicidad enorme" y que este domingo lloró "de emoción recordándolo". "El momento más bonito de mi vida deportiva y por el que he luchado desde que comencé en el fútbol femenino", destacó Manuela Romero, quien como jugadora soñó con una gesta así, que finalmente logró desde los despachos.

"He dado mi vida por este deporte y me he sacrificado mucho", reconoció Romero, que mira al momento en el que la entonces capitana Patri Gavira levanta el trofeo y sólo puede "llorar de alegría".

Relaciona esa reacción con lo que llama "fútbol romántico", que representaron con "empuje, garra, calidad, trabajo, ilusión y humildad" para lograr lo que muchos clubes con mayor presupuesto e instalaciones "sueña" pero que el Sporting puede "presumir de tener". Recuerda "los nervios, la incertidumbre, la emoción, la ilusión" de esos días y que "a pesar de las adversidades todavía" tenían algo para no darse "por vencidas" y acabar siendo el mejor equipo de España, "algo indescriptible", subrayó.

Sobre la transcendencia de ese título, señaló que el respeto a su club creció "mucho" a raíz de ese logro, aunque lamentó que no se ha traducido "en todas las ayudas privadas necesarias para crecer aún más". Se maravilla al pensar y ver a todas las jugadoras y al cuerpo técnico, a los aficionados que se desplazaron, y al técnico Antonio Toledo, su marido.

Cristina Martín-Prieto, autora de dos goles, vivió "el partido más bonito" de su carrera deportiva

En esa final fue la jugadora más valorada y protagonista con dos goles Cristina Martín-Prieto, que retiene en su memoria el partido "más bonito" de su carrera deportiva.

La delantera sevillana, ahora en las filas del UDG Tenerife, no duda en señalar que sólo pronunciar ante ella Copa de la Reina 2015 hace que se le ponga "hasta la piel de gallina".

"Este domingo hizo cinco años y me parece como si acaba de terminar ahora el partido", reconoció la atacante, que tiene clavada en el pensamiento el pitido final, cuando jugadoras y cuerpo técnico se fundieron "en un abrazo y los llantos eran de alegría, palabras de elogio". Martín-Prieto recordó que obtuvieron la última plaza para participar en la Copa de la Reina y que tenían que estar "al doscientos por cien" cada partido, porque iban "como cenicientas"·

Destacó el momento en el que Patri Gavira, la capitana, levantó la Copa. "Sabíamos que éramos campeonas y nadie nos iba a quitar ese título, que quedaba para la historia del Sporting". "No sé cuándo lo voy a volver a vivir. Es especial por cómo lo conseguimos y porque en estas competiciones es difícil hasta entrar", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios