Deportes

¡San Roque campeón!

  • Superioridad El conjunto aurinegro superó algunos momentos de dificultades iniciales y dio todo para marcar y asegurarse el título Protagonistas Joaquín y Añete recuperaron su olfato goleador para ganar

Comentarios 4

21 de junio de 1992, 27 de junio de 2009…y desde ayer, el 7 de abril de 2010. Fechas para la historia del CD San Roque de Lepe.

Si las dos primeras corresponden a los dos ascensos a la Segunda División B, la de ayer quedará para los anales de la historia del equipo aurinegro como aquella en la que las más 3.000 personas que se dieron cita en el Municipal de Lepe fueron testigos de cómo el San Roque alzaba un título nacional de fútbol. Faltaba un cuarto de hora para las 11 de la noche cuando Alfonso, capitán del equipo lepero, recibía de manos del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, el trofeo que acreditaba al San Roque como campeón de la Copa Federación y lo elevaba al cielo de Lepe ofreciéndoselo a una afición volcada con su equipo a pesar de los sinsabores que le está dando últimamente en la competición liguera.

El 0-1 que se trajo el San Roque del partido de ida en Lorca hacía pensar que la mitad del trabajo estaba hecho y que el partido de anoche iba a servir para confirmar el título sin pasar mayores aprietos. Sin embargo, el Lorca Deportiva no estaba dispuesto a venir hasta Lepe a pasearse -bastantes problemas le había costado realizar el desplazamiento- y se mostró como un equipo serio y valiente mientras se mantuvo el empate a cero en el marcador.

La demostración de que el conjunto murciano estaba dispuesto a discutirle la Copa al San Roque no se hizo esperar. En el primer minuto de partido, un balón perdido por la defensa lepera cayó a pies de Sergio Narváez y, de no ser por la rápida salida de Nacho para tapar el remate del atacante jerezano del Lorca, la final pudo igualarse nada más comenzar el partido. El portero aurinegro volvía a convertirse en el salvador de su equipo en esta competición, como ya hiciera en la vuelta de semifinales en el Lasesarre de Barakaldo.

Este susto inicial le decía al San Roque que iba a ser más complicado de lo pensado dejar la Copa en Lepe. Así, los jugadores de Tomás Rodríguez y Alejandro Ceballos se dispusieron a la tarea de buscar la portería de Pepelu pero sin perder de vista el área propia. Los primeros acercamientos del San Roque llevaron el protagonismo de Juan Villar y Añete que ayer parecieron recuperar parte del juego que puso sus nombres en boca de mucha gente.

Tras un par de tiros desde fuera del área, primero Oliveira y después De Lucas a balón parado, que no entrañaron mucho peligro para la puerta de Pepelu, llegó una nueva intervención milagrosa de Nacho. Un saque de banda del Lorca Deportiva lo prolongó Chumbi dejando el balón a pies de Hugo en el área chica del San Roque. El portero lepero tapó el remate del ariete lorquino cuando ya se temía el primer gol visitante.

La retirada de De Lucas -sorprendió su presencia en el once en lugar de Navarro, quien ni siquiera entró en la convocatoria- cuando empezaba a coger las riendas del San Roque le dio a Chapi la posibilidad de ingresar al terreno de juego. Su entrada se iba a convertir a la larga en decisiva para el desarrollo del partido. La primera ocasión en la que el interior aurinegro dejó muestras del peligro que puede llevar llegó en el minuto 35 en un balón en profundidad que le metió a Juan Villar que centró sobre la entrada de Joaquín pero Pepelu se adelantó al remate del goleador aurinegro.

Después de una primera parte igualada, el San Roque salió tras el descanso decidido a dejar la Copa sentenciada. Tras un remate de Añete que se marchó alto, una entrada del mediapunta de Coria en el área lorquina la cortó Pepelu en falta. Penalti que Joaquín se encargó de transformar, no sin suspense, poniendo el título con claro color aurinegro.

Con el resultado de cara, los jugadores del San Roque se olvidaron del mal momento en Liga y se parecieron al equipo que deslumbró a propios y extraños en la primera vuelta de la competición liguera. La velocidad en el juego volvió al Municipal de Lepe y, tras varias ocasiones que pudieron acabar en gol, en el minuto 64 de partido Añete culminaba una contra vertiginosa llevada por Juan Villar, Joaquín y Chapi dejando la Copa Federación sentenciada y al Lorca Deportiva sin capacidad de respuesta.

A partir de este momento comenzaron los cánticos en las nutridas gradas del Municipal de Lepe, con mención especial para Alejandro Ceballos, alma mater de este proyecto que ha acabado llevando el trofeo de un título nacional a las vitrinas del CD San Roque de Lepe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios