Sucesos Un fuego calcina varios coches en mitad de un camino en Lepe

Fútbol | Tercera RFEF

El Cartaya despide la Liga en casa con la imperiosa necesidad de ganar para salvarse

  • Si vence al Ceuta B (sábado, 16:30, Luis Rodríguez Salvador) y Antoniano y Tomares no lo hacen, volverá a jugar el próximo año en Tercera RFEF. Regresa Lolo. Es el partido, sin más

El Cartaya espera el apoyo de su afición para el partido más importante de la temporada.

El Cartaya espera el apoyo de su afición para el partido más importante de la temporada. / A. Domínguez

El punto de Utrera fue de oro. No ya por el puto en sí, que también, sino porque eso le provocó al Cartaya recuperar autoestima y moral al mismo tiempo. Luego debe haber un antes y un después de Utrera. Tiene que quedar en el olvido lo de Tomares y permanecer en el pensamiento el último esfuerzo, porque eso fue, un esfuerzo desmedido por conservar el organismo intacto, sin heridas.

Y así se presenta el Cartaya en la penúltima jornada, la última de la liga en casa, ante el Ceuta, que tiene los deberes hechos. Si ante el Tomares era el partido clave para no llegar a este final, cargado de drama y preocupación, el partido de este sábado ante los ceutíes es la vida o la muerte. Así de simple, para qué vamos a andar con rodeos. Todo lo que no sea ganar será condenarse. Porque tanto Antoniano como Tomares siguen creyendo. Y cuando uno cree, el objetivo se pone al alcance, por muy complicado que esté.

Además, hay que añadir al drama que incluso ganando el Cartaya, dependiendo de lo que hagan sus archienemigos, necesitará o no sumar en la última jornada, en Lucena, palabras mayores porque los cordobeses, a este punto, se juegan la posibilidad de entrar por el ascenso. Otra cosa será cuando acabe la jornada. Veremos.

Primero es ganar y luego ver cómo está el panorama. Si el conjunto rojinegro gana y Antoniano y Tomares no lo hacen, entonces el partido de Lucena será una simple excursión.

Una cosa que exigirá el partido, al margen de que el Ceuta se presenta feliz por la meta lograda, con todo el peligro que ello conlleva porque no perciben la presión, el Cartaya necesitará más cosas de las que expuso en Utrera porque allí solo defendió. Aquí la historia es otra con añadidos. Aquí precisará defender y atacar en medio del equilibrio. Conjugar firmeza con presencia. Con presencia tanto en el centro del campo como en ataque. Ahora mismo las dos líneas que están más en entredicho en los últimos partidos. Porque en las dos últimas jornadas, la media y la delantera rojinegra salieron perdedoras en los duelos a la hora de imponerse. Cero goles y escasa creación para la generación de peligro.

Amate recupera a Lolo aunque se desconoce si será titular porque el entrenador guarda con sumo celo el once. Cerpa, que fue central en Utrera, es posible que vuelva a la medular porque el equipo reclama su presencia en esa parte delicada del campo, luego es posible que Paco Benítez vuelva a la titularidad.

Volvemos a insistir en que hay momentos en la vida que no importa los nombres sino la actitud y el convencimiento, ser consciente de lo que te juegas, sin presión añadida porque ya vimos lo que le pasó al Cartaya en el último partido en casa.

Nauzet, Lagos, Franci Ruiz, Paco Benítez, Novoa, Cerpa, Asuero, Ponce, Cascajo, Lolo y Wocjik se antoja el once más posible, aunque cabe especulaciones en lo referente a los detalles, por lo que Tavira, Carlos Martínez o Pepito Cárdenas podrían tener opciones. Todo dependerá de las intenciones. Porque si el entrenador apuesta por asomar gaita arriba para robar lo antes posible, entonces necesita gente de sangre caliente. Otra cosa es que el equipo tenga, a estas alturas, recorrido para apuntar al norte en la presión sin mirar a los retrovisores.

Es el partido, sin más. Vivir o sufrir. La temporada en juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios