Vela

Guillermo Flores: "El aplazamiento de los Juegos Olímpicos no nos viene mal"

  • El regatista onubense reconoce que iba contrarreloj en su objetivo de conseguir la plaza para Tokio

Guillermo Flores espera mantener los apoyos privados para seguir con su proyecto. Guillermo Flores espera mantener los apoyos privados para seguir con su proyecto.

Guillermo Flores espera mantener los apoyos privados para seguir con su proyecto. / Federación Andaluza de Vela

El Comité Olímpico ha confirmado recientemente el aplazamiento por un año de los Juegos Olímpicos de Tokio, una decisión esperada y en la mayoría de los casos aplaudida por todos los deportistas implicados. El paro forzoso de los entrenamientos a pocos meses de su celebración, tanto de los que ya tenían la plaza como de los que como ocurre en la vela aún tenían pendiente clasificar el país y de conseguirlo designar la plaza, hacía del todo imposible cumplir con las fechas, al menos de una forma justa y sensata.

Como el resto de deportes, la vela trabajaba a contra reloj para afrontar estos Juegos con posibilidades reales de medalla, y en ello estaba la élite del deporte nacional y entre ellos el onubense Guillermo Flores, regatista del Club Náutico Rïo Piedras.

En la clase láser standard el equipo nacional aun estaba pendiente de clasificar a España. Dentro de ese equipo está Flores, deportista onubense con bandera del CN Rio Piedras a quien el doctor Javier Frontela presta todo su apoyo bajo la marca Dr. Frontela Sailing Team.

Flores y su entrenador Kike Román llevan meses trabajando y compitiendo en las regatas más importantes del calendario internacional con las miras puestas en el Campeonato del Mundo y la regata de clasificación olímpica que tenía previsto celebrarse en Italia y que ha sido suspendida. Ahora dadas las circunstancias ellos también tendrán que adaptarse a un nuevo calendario pero al igual que la mayoría de deportistas más que un contratiempo, que lo es, lo ven como una posibilidad que hay que aprovechar, Ahora tendremos más tiempo para prepararnos y hacerlo de una forma más planificada y pausada con la experiencia de estos últimos meses”, declara Román, “Era algo que se podía prever desde que empezó todo esto, nosotros en cuanto podamos empezaremos a trabajar con la más ilusión si cabe”.

Flores coincide con su entrenador, “Siendo egoísta dentro de esta catástrofe que estamos viviendo, a nosotros no nos viene mal porque íbamos un poco contrarreloj. Si nuestro proyecto continúa con la fuerza que tenía hasta este momento, a nosotros nos beneficia ya que contamos con más tiempo. Dicho esto, habrá que esperar a ver qué ocurre ya que dependemos del apoyo de un patrocinador privado al que como al resto de empresarios esta crisis le está afectando mucho, ahora bien si todo va como debería y el proyecto deportivo se reanuda, la noticia del aplazamiento es buena”.

Más aliviado y mientras los estamentos implicados trabajan ya en un nuevo calendario, el onubense pasa el confinamiento entrenando como y donde puede, como el resto de regatistas y deportistas españoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios