Duatlón

Emilio Martín asegura que "motivación y ganas hay, pero la ilusión ya no es la misma"

  • "No sé si hay interés en traer a Huelva el Campeonato del Mundo, pero es complicado", afirma el onubense. "No hay competiciones importantes a la vista; el Mundial de Holanda se ha pospuesto"

Emilio Martín, antes de cruzar la meta en el pasado Europeo de Punta Umbría. Emilio Martín, antes de cruzar la meta en el pasado Europeo de Punta Umbría.

Emilio Martín, antes de cruzar la meta en el pasado Europeo de Punta Umbría. / Jordi Landero

Emilio Martín va recuperando la normalidad poco a poco; puede entrenarse sin presión y sin forzar, ya que no tiene competiciones a largo plazo y, en la etapa final de su carrera deportiva, reconoce que la ilusión no es la misma de hace unos años.

Lo peor ya pasó y el doble campeón del mundo de duatlón puede entrenarse “con cierta normalidad; es una situación rara; no hay competiciones a la vista y las más importantes se han pospuesto a 2021, por lo que es complicado mantener las ganas. Durante la cuarentena, estando en casa con Alba y los niños, tenía un horario para entrenar dentro de las limitaciones, pero ahora los críos están sin colegio, Alba trabaja, mi madre también, mi suegra tiene molestias y no puede ayudar tanto y todo se complica un poco, pero lo llevamos como podemos”.

Los tres últimos meses han tenido sus cosas buenas y otras malas. “Lo mejor es el tiempo que he pasado con mis hijos; en otras condiciones lo mismo necesitaría diez meses 'normales' para pasar el tiempo que he pasado en estos tres con ellos y con Alba, eso es lo más importante. Lo peor, que a parte de que se hayan suspendido las competiciones, es el tiempo que no he pasado con la familia y con los amigos, y lo estresante de la situación por la incertidumbre que hay. No sabemos qué pasará a partir de ahora, la situación laboral de Alba... y por supuesto, muy negativo es todo lo que ha traído el virus de muertes y problemas indirectos como cierre de empresas y comercios... a nosotros no nos ha tocado de cerca, pero sí que preocupa. Que no te toque no significa que no te afecte”, comenta Emilio.

Tengo que ponerme las pilas y espabilar para estar bien sobre octubre, por lo que pueda venir"

A pesar de todas las adversidades, el capitalino no ha perdido demasiada forma. “En bicicleta estoy cerca de mi mejor momento; lo que más he hecho en la cuarentena es el rodillo Zwift; a mi me cuesta horrores estar más de una hora en la bici estática, pero con este simulador he podido hacer muy buenos entrenamientos, puedes rodar solo, programar salidas con compañeros o incluso competir con gente de cualquier parte del mundo. Me ha venido genial; y sin esta aplicación no hubiera hecho ni la mitad de bici que he hecho en la cuarentena. Corriendo estoy más flojito, no creo que llegue ni al 80%; al principio estuve un mes sin correr, no tenía cinta de correr en casa hasta que conseguí una, pero el sitio y las condiciones no eran las más adecuadas para entrenar. El primer día hice seis kilómetros y casi ni me podía mover y luego fui trabajando progresivamente, pero aún así no he evitado los problemas musculares que estoy teniendo, aunque es algo que no me preocupa en exceso ya que no hay nada a la vista en varios meses. Lo más importante era el Mundial que se iba a celebrar en septiembre en Holanda, y se ha trasladado a 2021”.

La temporada a nivel de competiciones de élite está casi perdida, pero sí se pueden marcar objetivos menores: “El Campeonato de España está previsto para octubre/noviembre; también quiero mejorar mi marca en los 10 kilómetros en ruta en una prueba en Laredo en octubre. No me puedo relajar mucho, pero sí tomarme un respiro a la hora de entrenar; si alguna sesión la tengo que recortar o no hacerla, pues ya está, se hace y sin agobios. Lo que sí tengo que ir espabilándome y poniéndome las pilas para estar bien sobre octubre por lo que pueda venir, ya que no sabemos cómo evolucionará esto; lo mismo hay un rebrote y no se puede competir, pero no puedo bajar los brazos”.

Emilio entrena sin presión ya que no hay competiciones de nivel a corto plazo. Emilio entrena sin presión ya que no hay competiciones de nivel a corto plazo.

Emilio entrena sin presión ya que no hay competiciones de nivel a corto plazo. / Jordi Landero

“Muchos deportistas están haciendo ahora entrenamientos espectaculares y los critican, pero son jóvenes y tienen que ir creciendo, es normal que se entrenen fuerte para mejorar sus capacidades. Yo mi techo ya no lo voy a subir, por eso mi objetivo es recuperar mi cien por cien, por eso no es lo mismo un entrenamiento para jóvenes que para veteranos”, explica el campeón mundial.

El factor mental es fundamental para seguir en la élite, la capacidad de tener 'hambre' para seguir ganando títulos. “Ganas y motivación hay, pero la ilusión no es la misma que tenía hace unos años, la situación ha cambiado bastante. Este año sí que estaba muy motivado y concentrado para el Europeo, porque era diferente al ser en Punta Umbría, en mi tierra, pero el próximo Europeo será un campeonato normal. Son muchos años ya entrenando al cien por cien, los resultados están ahí y me dejan más que satisfecho, pero que nadie dude que voy a seguir peleando por los títulos”, afirma.

Sus principales rivales también han tenido que sufrir las consecuencias del coronavirus. “En Francia también han tenido un confinamiento complicado, mientras en Bélgica, por ejemplo, sí podían entrenar en la calle; cada país ha adoptado las medidas que creía más oportunas, pero el denominador común ha sido adaptarse lo mejor posible a las circunstancias. La gente ha entendido la gravedad del asunto y todos han estado en esa dinámica. Los más jóvenes sí han entrenado duro, mientras los veteranos nos hemos reservado un poco más a la hora de machacarnos en los entrenamiento”.

El Mundial de duatlón está englobado en los Campeonatos de Multideporte, y ya están asignados hasta 2023", comenta Emilio

En 2018 Huelva acogió el Europeo absoluto de bádminton y el año que viene organizará el Campeonato del Mundo. Huelva ha sido escenario este año del Europeo de duatlón ¿Se podría acoger un Mundial a corto plazo? “No sé si hay interés en traerlo, pero es complicado. Ahora los Mundiales de duatlón están englobados en los Campeonatos de Multideporte (triatlón cross, triatlón de larga distancia, aquatlón... modalidades no olímpicas) y es más caro traerlo, casi se paraliza la ciudad durante una semana entera... pero también está la opción de hacerlo en varias sedes y trae mucha más gente, que eso es muy positivo; podrían hacerse unas pruebas en la costa, otras en la capital, otras en la Sierra... todo es cuestión de estudiarlo, pero hasta 2023 están ya asignados, y a mi no me cogería compitiendo ya que en 2024 tendré 42 años. Si se diese el caso y durante los años anteriores tuviera una estabilidad económica podría planteármelo. El año pasado, por ejemplo, se celebró el Mundial en Pontevedra, que lo tenía asignado desde hacía varios años antes; yo pensé que no llegaría en activo, pero de momento aquí sigo”, destaca.

Por último, la crisis sanitaria también tiene repercusión en la economía, y será más complicado encontrar patrocinadores: “Yo ya lo estoy sufriendo en alguno de los patrocinadores que tengo; a algunos les habrá afectado más que a otros, pero también es cierto que hay quien se aprovecha de esta situación. Si en una situación normal ya es difícil encontrar ayudas, imagina ahora. A mi me gusta ser realista y tengo que vivir de algo; si esto (el duatlón) no me sale rentable tendré que plantearme otras cosas”, concluye Emilio Martín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios