Fútbol| División de Honor

Partidazo entre Cartaya e Isla Cristina al que sólo le faltó el gol (0-0)

  • Seis ocasiones para los locales por una muy clara para los isleños. El choque se jugó a mil por hora

Un jugador del Cartaya lamenta una ocasión fallada en la pasada temporada. Un jugador del Cartaya lamenta una ocasión fallada en la pasada temporada.

Un jugador del Cartaya lamenta una ocasión fallada en la pasada temporada. / A. Domínguez

Hay partidos en los que los goles no son imprescindibles para que se vistan de luces. El juego, las ocasiones, el ritmo, la disposición, el trabajo bien hecho, son capaces de ponerle la atención máxima, llenarte la vista, dejarte un buen sabor de boca. Eso, exactamente eso pasó en el choque en el que midieron altura Cartaya e Isla Cristina, que acabó como empezó, pero por el camino, en el trayecto, dejó un reguero de emociones y elogios por el alto voltaje, por la puesta en escena y porque no se puede entregar uno más en ese espacio de tiempo.

Si el partido e hubiera medido a los puntos, entonces hubiera salido vencedor el conjunto de Amate, al que le contabilizamos hasta seis ocasiones de gol, esencialmente en el tramo final del partido, por una clarísima de los isleños.

El partido empezó a mil por hora, seña de identidad de esta nueva competición que no admite cheques en falso. O juegas así o estás muerto. Por eso, el conjunto local se fue arriba como si no hubiera un mañana. Encerró al Isla Cristina hasta que el equipo de Pepe Vázquez le agarró el oxígeno necesario a la atmósfera para enseñar su palmito, esbelto y se seguro, incombustible, armónico, lo que le permitió salir a respirar, conforma pasaban los minutos y además metiendo en apuros la salida de pelota de los rojinegros. Así toda la primera parte, en la que brillaron por ausencia las ocasiones de gol.

Si vorágine destapó la primera mitad, solo con la carencia del último pase, la segunda fue un torbellino. Con el mismo sentido, con último pase pero sin gol, sin finalización, que es el único pero que se le puede poner a la cita. El Cartaya tuvo seis. A saber. Dos para Japón y una para Lolo, Mario, Pereira y Adri, éste último remató al palo. Por medio, una muy clara para Félix, que la echó fuera cuando lo más difícil era precisamente eso.

Cambios y más cambios buscando cambiar el destino de la cita pero ni por esas. Empezaron a mil y acabaron a mil y pico por hora. No se notó ni el desgaste físico. Fue como un final en toda regla. Un pierde paga, como los de antes.

El Cartaya se fue satisfecho porque poco más se puede hacer por ganar un partido. Por su parte, igual para el Isla, que se mantuvo en la entereza a pesar del bombardeo e incluso lazó un obús a la línea de flotación del enemigo que a punto estuvo de salirle bien. Un punto es un punto y eso, en una competición así, tiene mucho valor aunque a bote pronto te cabree por lo que pudo ser y no fue.

FICHA TÉCNICA

Cartaya: Pedro, Manuel, Novoa, Lagos, Franci Ruiz, Mario, Dani Asuero, José Díaz (Mamadou), Japón (José Díaz), Lolo y Josué (Adri).

Isla Cristina: Chus, José Rodríguez, Juan, Diego, Ivi, Luismi (Iván), Vizcaíno (Ángel), Ale (Félix), Ordóñez, Quini y Fortuna (Adri).

Árbitro: Vela Calderón, de Huelva. Bien. Amonestó por los locales a Japón, Lolo y Mamaduo y por los visitantes a Diego e Iván.

Incidencias. Luis Rodríguez Salvador, unos 600 especadores.

RESULTADOS

CLASIFICACIÓN

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios