Sorteos Euromillones: Un acertante de Huelva se lleva 110.000 euros

Fútbol | Tercera RFEF

Toque de a rebato de un Cartaya que resucitó cuando estaba muerto (1-1)

El Cartaya arañó un punto en un encuentro que tuvo casi perdido.

El Cartaya arañó un punto en un encuentro que tuvo casi perdido. / Manolo Camacho

La transformación del Cartaya habría que meterla en un profundo estudio con todo lujo de detalles. Es capaz de tirarse muerto 75 minutos, resucitar de pronto e incluso con opciones de ganar cuando antes lo tuvo todo perdido. Así fue ante el Puente Genil y en partidos anteriores en lo que va de Liga. Es como si necesitara un reto mayúsculo. Es como si fuese necesario que el rival te maree, te gane todos los duelos y anticipe hasta el punto de dejarte en la impotencia más absoluta. Solo así es capaz de reaccionar. Solo así se percata que la vida le va en ello.

El Puente Genil, concebido para optar al ascenso, se adueñó del campo, de la pelota, de los espacios y de los rechaces y el Cartaya se quedó en nada, en absolutamente nada desde el primer minuto. A los cordobeses sólo les faltó confirmar en el marcador esa superioridad manifiesta. Luego a tiempo de descanso, lo mejor para el equipo de Amate era el tiempo transcurrido sin recibir daños colaterales y evidentemente el marcador.

La segunda mitad comenzó con la misma partitura. El Cartaya era un mero espectador del partido. Sin presionar, sin agarrar la pelota y sin presencia en ataque, y lo más preocupante, desaparecido en el centro del campo.

Así el asunto, Paco Amate se lio la manta a la cabeza y metió tres cambios de una tacada. Fuera Gabarri, Novoa y Fernando Vargas y para dentro Lolo, Rubén Cabeza y Manuel. La revolución comenzó a surtir efecto y los rojinegros comenzaron a ganar balones divididos que antes fue imposible. Pero cuando comenzaba a respirar el Cartaya llegó el mazazo con el golazo de Amin, soberbio, de lado a lado con la pelota controlada hasta que la clavó en la escuadra.

Y a partir de ahí, el milagro, o la transformación, como prefieran. Tocó a rebato el Cartaya y pocos minutos más tarde empató el partido por medio de Rubén Cabeza. Fue la locura por el momento y por la situación. Y una vez puestos, los de Amate se lanzaron en tromba y para entonces, los codobebeses ya no las tenían todas consigo. Comenzaron a recular y el Cartaya tuvo dos que si entran se cae el campo. Una para Lolo a pelota parada y otra para Juanma Galán, de volea, que si la enchufa hubiera sido la releche. La pelota salió rozando la escuadra.

Es fue la historia de un partido en el que el Cartaya volvió a resucitar cuando estaba muerto. Y cabrea mucho que tenga que esperar a morirse para resucitar después. El día que se percate que eso no es necesario hacerlo, ese día, comenzará a ganar y verá que la vida es preciosa para ponerla tantas veces en el riesgo.

Ficha técnica

Cartaya: Parras, Pepe, David Novoa (Manuel), Alex Barragán, Francis Ruíz, Ponce, Toni Gabarri (Lolo), Miguel Fernández (Juanma Galán), Fernando Vargas (Rubén Cabeza), Antonio Molina, Wojcik (Fran Palma).

Puente Genil: Cristian, Cubero, Álvaro Pérez, Jonás, Mario, Joaquín (Edu Chía), Salva Vegas, Amin (Fernando), Alan (Fernando López), Pedro Morillo, Juanfran (Giráldez).

Goles: 0-1 min.64 Amin; 1-1 min.74 Rubén Cabeza;

Árbitro: Pan Fernández del colegio de Cádiz. Mostró cartulina amarilla por los visitantes a Álvaro Pérez, Jonás, Pedro Morillo y Mario. Y por los locales a Fran Palma.

Incidencias: Estadio Nuevo Luís Rodríguez Salvador, unos 400 espectadores.

RESULTADOS

CLASIFICACIÓN

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios