Fútbol| División de Honor

Arias fue la diferencia a favor del líder Cartaya en el derbi ante el Atlético Onubense (0-1)

  • Sexto gol del delantero en cinco partidos. Las tuvo el filial y las desperdició. La lesión de Moyano, clave. Los visitantes mejoran tras el descanso. Un triunfo más haría campeón al equipo de Amate

Un lance del Cartaya-Atlético Onubense de la primera vuelta. Un lance del Cartaya-Atlético Onubense de la primera vuelta.

Un lance del Cartaya-Atlético Onubense de la primera vuelta. / Josué Correa

El titular del partido podría ser una frase simple, tres palabras: Pudo ganar cualquiera. Luego están los detalles, quen en partidos así determinan. Por ejemplo. El Cartaya tiene a Arias y el Atlético Onubense, no. Ahí estuvo la diferencia. Ahí, y en las ocasiones que tuvo el conjunto recreativista en la primera parte. No se puede tener ocasiones más claras. El palo, un paradón de Adolfo y un balón que sacó Iván Arenas bajo palos, fue el bagaje ofensivo de los locales en el primer tiempo. Imposible ganar a un líder marrando todo eso. Para colmo, el filial se desconectó con la lesión de Moyano, el pivote que hace de todo y cuyo contratiempo pesó como una losa en el Atlético Onubense.

Coincidencia general al principio de que el Atlético Onubense se jugaba más que el Cartaya, si es que se puede medir eso. El caso es que el líder se presentó en el partido sin reservarse nada. Amate puso lo mejor que tenía. Y así, saltó a terreno de juego queriendo llevar la iniciativa. Y la tuvo durante un tiempo, pero siempre quedó la impresión de que era algo ficticio, ya que tanto Moyano como Fran se imponían a la dupla visitante compuesta por Mario y Asuero. Así las cosas, el Cartaya no llegaba a puerta y el filial afinaba notas buscando la sinfonía perfecta, la que le diese adelantarse en el marcador. Pero entre unas cosas y otras, se marchó al descanso depresivo, mientras que el Cartaya sonreía maliciosamente, pensando que, a pesar de no haberse impuesto, se marchaba intacto al descanso.

A la vuelta, el equipo de Amate comenzó a ejercer de líder. Sin Moyano el filial no se encontraba y la duda la aprovechó el doble pivote rojinegro para marcar territorio. Era un control absoluto, casi apabullante, pero sin filo, sin dientes, justo hasta que apareció Arias para inventarse una ocasión donde no había ocasión. Intentó una pared y el rebote le cayó a él mismo. Sin pensarlo soltó un chutazo que ayudado por el aire se convirtió en un golazo. Minuto 63 de partido.

El gol elevó al infinito al conjunto de Amate, que se sintió tan seguro que con controlar le bastaba. Por el otro costado, el filial no se encontraba a pesar de los cambios. Y así una y otra vez hasta que en el tramo final, ya a la desesperaba, con más empuje que cabeza, la tuvieron los locales, en las botas de Pablo, al que borró la sonrisa en el último momento Manuel, arrojándose al suelo para despejar a córner cuando el empate ya subía al marcador. De ahí al final, control rojinegro y desesperanza local. Lo intentó el filial. Pero con lo que puso no le alcanzó para doblegar a un Cartaya que a estas alturas de la Liga le sale todo. Cuando juega bien gana y cuando no lo hace también. Y además, tiene a Arias, que llegó defenestrado de La Palma y aquí ha encontrado el paraíso. Cinco partidos, seis goles. Y el Cartaya más líder, hasta el punto que, ganando un partido más, saldrá campeón de la primera fase.

FICHA TÉCNICA

Atlético Onubense: Bermejo, Iván, Álvaro (Raulín), Rubén, Limón, Moyano (Ramón), Enrique, Fran, Pablo, Palacios (Cárdenas) y Juanito (Noah).

Cartaya: Adolfo, Manuel, Iván Arenas, Lagos, Franci Ruiz, Mario, Asuero, Pereira (Marcos), Arias (Novoa), Lolo (Mamadou) y Josué (Adri).

Gol: 0-1 m. 63 Arias

Árbitro: José Ignacio Cámara, de Sevilla. Amonestó por los locales a Moyano, Juanito y Ramón y por los visitantes a Josué.

Incidencias: Se guardó un minuto de silencio por el exjugador del Recre fallecido hace unos días.

RESULTADOS

CLASIFICACIÓN

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios