Fútbol | División de Honor

Un Cartaya de carnaval, camino del monte Calvario (0-1)

  • El Aroche pone definitivamente en duda el proyecto rojinegro. Nogueira se queda contra las cuerdas. El equipo de Jaime sacó petróleo en la única ocasión que tuvo y obtiene media salvación

Un lance del derbi provincial disputado entre el Cartaya y el Aroche. Un lance del derbi provincial disputado entre el Cartaya y el Aroche.

Un lance del derbi provincial disputado entre el Cartaya y el Aroche. / Alberto Domínguez

Camino del monte Calvario en pleno carnaval. Esa es la situación del Cartaya, que salvo unos minutos en la primera parte, volvió a estar infame en su campo, ante un Aroche que se aprovechó de los dimes y diretes locales, comunicado incluido por la falta de cobro, para llevarse un triunfo de enjundia, que vale media temporada y casi la salvación.

Al tiempo de escribir este cuento, esta película que tantas veces hemos contado esta temporada con respecto a lo que pudo haber sido y no fue en lo tocante al Cartaya, Pedro Nogueira seguía siendo el técnico rojinegro. Pero al término del partido se disparaban los rumores y las especulaciones. A ver cómo amanece este lunes.

El partido arrancó con el ímpetu local, algo empujado por el empate a dos en territorio del líder la pasada semana. De hecho, el Cartaya acumuló tres ocasiones de gol claras, incluido un remate de cabeza de Sebas que se estrelló en el travesaño. Por medio, sufrimiento serrano, sobre todo por el ala de Antón, al que tuvo que animar su entrenador porque estaba sufriendo con Lolo como el Señor en la cruz. Incluso remató contra su portería de cabeza en una cesión que salvó con un paradón enorme el portero Javi.

Del Aroche solo se tenían noticias en sus intenciones de contragolpe, casi todos ellos muertos en la orilla. El equipo de Jaime era consciente de la tormenta local y fue como si hubiera entrenado sacarlo de sus casillas, llevarlo todo al extremo, a la ansiedad rojinegra. Y vaya si lo logró. Sobrepasado el minuto 45, ya en el alargue de la primera mitad, asestó un golpe que iba a resultar letal. Isaac se aprovechó de una acción atacante de su equipo para agarrar el cuero y ponerlo fuera del alcance de Simón. Cero a uno y carretera empinada al cielo para los locales. Entre otras cosas porque el Cartaya no sabe remontar. Y así sucedió.

La reacción del Cartaya no llegó en la segunda mitad, mostrándose como un equipo plano

No obstante, se esperaba reacción local en la segunda parte. Si no por fútbol, por corazón, por orgullo, por rabia, pónganle el adjetivo que deseen. Y finalmente no fue por nada. Porque el paso de los minutos lo único que consiguió fue enterrar a un Cartaya infame. Sin ideas, sin plan, sin orgullo y sin juego, todo al montón. La pasada semana nos hacíamos la pregunta de cómo puede cambiar un equipo tanto de una semana para otra. Ahora la misma pregunta, sin respuesta convincente.

El caso es que el Cartaya se está enterrando vivo y puede llevar a cambios drásticos. Mientras, el Aroche, encantado de la vida y divino de la muerte festejó el triunfo como si de un ascenso se tratase. Y no es para menos. La última vez que el Aroche empató en Cartaya fue en 1990. Profanó un templo en el que ahora mismo reza cualquiera que se lo proponga. Hasta el Aroche, con un presupuesto irrisorio en comparación con trasatlánticos como el Cartaya ya le supera en la tabla. Ver para creer. Esto en mi pueblo, a día de hoy, se llama fracaso. A ver qué cambia de esa palabra de aquí a final de temporada.

FICHA TÉCNICA

Cartaya: Simón, Benítez (Jacobo), Novoa, Aitor (Pitu), Francis Ruiz, Mario, Sebas, Álvaro Pereira, Japón (Ceada), Lolo y José Díaz.

Aroche: Javi, Emma, Fara, Kin, Pachón, José Tejero, Antonio Pablos, Alan (Neisson), Manu Cordero (Mellao), Isaac (Chivi) y Antón.

Gol: 0-1 (m. 45) Isaac

Árbitro: Avilés Hernández, de Sevilla. Bien. Amonestó por los locales a Aitor, Sebas y José Díaz y por los visitantes a Javi, Emma, Kin y Pachón.

Incidencias. Unos 300 espectadores.

RESULTADOS

CLASIFICACIÓN

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios