Bádminton

Carolina Marín agranda su leyenda

  • La onubense machaca a Sindhu (21-19 y 21-10) en la final del mundial para convertirse en la primera jugadora de la historia que suma tres títulos  

Carolina Marín besa su medalla de oro. Carolina Marín besa su medalla de oro.

Carolina Marín besa su medalla de oro. / EFE

Comentarios 2

Carolina Marín ha escrito una nueva página de oro en su brillante historial, pero no una página más, sino una muy especial ya que con la victoria sobre Pusarla Sindhu se convierte en la primera jugadora en la historia en conquistar tres campeonatos del Mundo de bádminton. Lo logró en 2014, 2015 y acaba de repetir la gesta siendo la mejor en China 2018. La onubense ha conquistado el título tras imponerse en la final a la jugadora india por 21-19 y 21-10.

Tras unos puntos de tanteo Sindhu toma el mando en el marcador con pequeñas ventajas. La española tiene la iniciativa en ataque pero los errores la penalizan. Cuando peor lo tenia (9-14) Carolina saca su mejor versión y logra remontar con un parcial de 7-1 (16-15). La igualdad es máxima y en un final de infarto la onubense se apunta el primer parcial por 21-19.

En la segunda manga Carolina sale como un ciclón 5-0 ante una rival que acusa el golpe de perder el set cuando lo tenia a favor.  La dinámica no cambia y la distancia entre ambas se agranda en el juego y en el marcador: 11-2. Lo más difícil está hecho y solo queda rematar la faena. Sindhu no encuentra el camino y el intercambio de golpes beneficia a la española: 13-4.

Carolina Marín celebra un punto en la final contra Sindhu Carolina Marín celebra un punto en la final contra Sindhu

Carolina Marín celebra un punto en la final contra Sindhu / Efe (Nanjing)

El festival de Carolina continúa y la final ya tiene dueña: 17-5 tras un set que resulta un paseo para la onubense. La gloria es para Carolina. 

La española ha roto una barrera más en una trayectoria a la que no le falta absolutamente nada. Ha ganado el oro en los Juegos Olímpicos (Río de Janeiro 2016), tres Mundiales con el de hoy y cuatro campeonatos de Europa, además de los mejores torneos del Circuito Mundial. A partir de ahora juega contra la historia.

Pocos apostaban por Carolina poco antes de comenzar el Mundial, puesto que su gira asiática de preparación dejó muchas dudas dados los malos resultados cosechados. Pero todos los temores se disiparon en el primer partido del Mundial; las sensaciones fueron a más en octavos y cuartos de final, y el optimismo creció tras derrotar a la local He Bingjiao en semifinales y plantarse en la final. Quedaba el último obstáculo, y lo ha vuelto a superar con nota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios