atletismo campeonato de europa inas

Blanca se siente fuerte cuando corre

  • La joven con Síndrome de Down disputa el Europeo en París

  • Su entrenador destaca que es "muy autónoma"

Blanca en un entrenamiento en el estadio Iberoamericano Emilio Martín. Blanca en un entrenamiento en el estadio Iberoamericano Emilio Martín.

Blanca en un entrenamiento en el estadio Iberoamericano Emilio Martín. / h. información

Blanca Betanzos tiene Síndrome de Down, se siente "fuerte" cuando corre y en su primera temporada ya es campeona de España de 100, 200 y 400 metros y competirá en unos días en París en el Europeo INAS para personas con discapacidad intelectual, como única mujer y representante andaluza en un equipo de diez componentes.

Blanca, de 23 años y natural de Lucena del Puerto, asegura que lograr esto "no es fácil" y que ha entrenado "mucho para conseguirlo", ya que es algo que no se lo esperaba pero soñaba "un poco con ello", convocada por la Feddi (Federación Española de Deportes para personas con Discapacidad Intelectual).

Ahora, sueña a lo grande con una medalla europea tras el duro trabajo realizado, que empezó el pasado año con otros jóvenes como ella del Club Onubense de Deporte Adaptado (CODA) y que, vistas sus cualidades, le posibilitaron incorporarse también a un grupo de atletas sin su trastorno genético del Club Onubense de Atletismo (COA).

Está dirigido por Enrique Nielsen, que fue entrenador del excampeón de España de 60 y 100 metros Diego Moisés Santos, todavía recordman andaluz del hectómetro, quien destacó que Blanca Betanzos "se integró con normalidad", recuerda.

De ella, destaca que "no se cierra a aprender cosas nuevas y tiene capacidad para ello", ya que es "muy perseverante y trabajadora y consigue cogerle el tranquillo a los ejercicios".

Juan Renge, su entrenador del CODA, valora que Blanca es "muy autónoma y queremos seguir trabajando en este sentido y que por ejemplo se coloque en los tacos de salida sola".

Zoilo, padre de Blanca, explicó que su hija es "muy responsable, lo mismo con el atletismo que con su vida cotidiana".

"Va a todos los días a Huelva sola en autobús, se conoce las paradas y hemos intentado que sea muy autónoma desde pequeña. Le hemos dado libertad, aunque con mucho cuidado", añade.

Su padre piensa que Blanca, con su ejemplo, no abre camino para otros como ella sino a sus padres, porque "cada niño es un mundo y tiene un carácter diferente, pero hay padres muy protectores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios