Diario de un despistao | Quinto día

Noche de fútbol en la bombonera

Ambientazo en la carpa, en el exterior del Gran Teatro. Ambientazo en la carpa, en el exterior del Gran Teatro.

Ambientazo en la carpa, en el exterior del Gran Teatro. / Canterla

Martes, noche de Champions. Qué bonito son 90 minutos de fútbol y charlar con alguien de ello y decirle que tal equipo es muy malo o que me gusta a rabiar su forma de charlar. Eso me ha pasado antes de comenzar la función, y como hacía tiempo que no lo hacía, pues me ha gustado todavía más.

Cuando me siento en la butaca observo que hoy la afición hace acto de presencia. El patio de butacas está casi lleno. Y qué le gusta la murga de Villarrasa a Antonio Hierro. Cuando él hace los presupuestos para el concurso tiene muy en cuenta si está agrupación viene o no. Hacía lo mismo con la murga de Beas pero como esa no ha venido este año, el presupuesto se ha tambaleando tanto que ha tenido que recortar días, de ahí que este año el concurso sea todo junto, sin descanso. Ánimo, Antonio, que esto es carnaval, esto es carnaval...

Otra de cosas que observo es que estamos en pre-pre-campaña electoral y que los políticos se dejan ver por el Gran Teatro. Y yo, que llevo un taco de años en esto, distingo perfectamente quién viene obligado y quien no.

Lo bueno de días así es que no te conoce nadie y puedes andar p’arriba y p’abajo a tus anchas por nuestra bombonera. En el descanso me acerco a saludar a los curritos del teatro, Ramón, Pedro, Kike, y los mushashos de la Fopac que ayudan a que los montajes sean perfectos y que esperemos el menos tiempo posible.

Pasando a los grupos propiamente dichos, me quedo con los priostes que llegaron desde Villarrasa; cachondeo en modo on, además, con mucho respeto. Parecía que estaba viendo salir a la Victoria, que de éstos llevan unos pocos. Gran pase por las tablas e imponiendo, que vienen a por todas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios