Salud El personal del SAS mantiene la protesta por las deficiencias en la atención

Un grupo de sanitarios se manifiestan en las puertas del Palacio de San Telmo. Un grupo de sanitarios se manifiestan en las puertas del Palacio de San Telmo.

Un grupo de sanitarios se manifiestan en las puertas del Palacio de San Telmo. / Juan Carlos Vázquez

El reciente cese del director gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS) no ha servido para apaciguar los ánimos del personal sanitario, cuyos colectivos continúan movilizándose mientras siguen a la espera de que el nuevo gerente convoque una reunión de la Mesa Sectorial. El malestar del personal del SAS tiene un origen múltiple.

Las deficiencias en la atención sanitaria no cesan y las centrales sindicales señalan los recortes pero, sobre todo, una sobrevenida falta de liquidez que obliga al cierre de camas y plantas en los centros hospitalarios andaluces.

En concreto, según una información actualizada proporcionada por la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarias de CCOO en Andalucía, en Jerez hay 34 camas cerradas a causa de una obra llevada a cabo con retraso, en el Hospital Virgen de los Nieves de Granada permanece cerrada la planta de Ginecología y en el Regional de Málaga está inhabilitada la planta de Oncología, entre otras deficiencias.

CCOO ha convocado para este jueves manifestaciones en Almería, Cádiz, Granada, Huelva, Jaén y Málaga y el viernes hay anunciada una caravana de vehículos en Sevilla que dará comienzo en el Hospital Militar, aún sin uso pese a las promesas electorales.

Cambio de políticas ante el cese del gerente del SAS

Y si no ha satisfecho al sindicato el ceses del gerente del SAS, tampoco lo ha hecho la enmienda al Presupuesto de 2020 presentada por el PP y Cs con el objetivo de alcanzar la equiparación salarial de los facultativos especialistas de área ni las últimas modificaciones presupuestarias multimillonarias aprobadas en el Consejo de Gobierno conducente a pagar nóminas en el personal del SAS.

Para José Antonio Aparicio, responsable en CCOO del departamento de Negociación Colectiva en el SAS, el descontento existente en el personal está justificado y responde a un sinfín de quejas. El aumento de la calidad asistencial, para este representante de los trabajadores, pasa por una adecuación de los recursos y de las dotaciones en las cuentas que ha de integrarse en un profundo "cambio de políticas" en el seno de la Administración sanitaria.

Aparicio lamenta que los responsables del SAS y de la Consejería de Salud se hayan dedicado a "vender humo" y, entre las muestras, destaca que los planes de choque para reducir las listas de espera no sólo han tenido unos resultados limitados sino que aún no han sido abonados a los profesionales sanitarios.

En CCOO esperan que el nuevo gerente cambie la dinámica del anterior, quien únicamente convocó a los sindicatos en la Mesa Sectorial una vez desde agosto, y que esté dispuesto a acudir a alguna cita. El cesado, asegura Aparicio, nunca lo hizo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios