Andalucía

La confluencia de Podemos e IU no tendrá candidato hasta la segunda quincena de septiembre

  • El equipo de Teresa Rodríguez se reúne mañana con Pablo Echenique para intentar cerrar el conflicto interno

Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez, en los pasillos del Parlamento. Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez, en los pasillos del Parlamento.

Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez, en los pasillos del Parlamento. / josé manuel vidal / efe

La confluencia no tendrá candidato hasta que empiece un otoño que se prevé electoral. El bloque de izquierdas que capitanean Podemos e IU celebrará sus primarias conjuntas en la segunda quincena de septiembre, dos meses después de lo previsto inicialmente. Lo ha reconocido esta mañana Nacho Molina, secretario de Organización de la formación morada.

No es lo único que ha revelado Molina. También ha confirmado la apuesta del equipo de Teresa Rodríguez por el nombre que debe tener "el nuevo sujeto político" con el que quieren disputar a Susana Díaz el poder. Será Adelante Andalucía, el título del manifiesto mediante el cual los dirigentes de la confluencia querían conseguir 50.000 apoyos. 

En la dirección andaluza de Podemos consideran "indiscutible e inapelable" el respaldo de la militancia al proyecto político de Teresa Rodríguez. Para hacer esta afirmación se basan en el 75% de apoyos que logró la coordinadora regional en las primarias internas del partido, que quedaron marcadas por el enfrentamiento de la ejecutiva andaluza con la estatal. 

Pablo Echenique, secretario de Organización del partido, se puso del lado de la candidata crítica, la diputada Isabel Franco, lo que convirtió a las primarias en una disputa por el modelo de partido. Rodríguez apuesta por una formación federal, mientras que Franco está más cerca de las posturas centralistas de la dirección de Pablo Iglesias. 

Reunión entre los equipos de Rodríguez y Echenique

También había diferencias sobre la fórmula para alcanzar la confluencia. Franco -y Echenique- se han encargado de recordar que los inscritos aprobaron en una consulta que el nombre de Podemos debe ir la confluencia. Sin embargo, en un documento enviado ayer a las direcciones regionales, el partido morado establece que marca Podemos no puede ocupar un lugar secundario en la candidatura.

Pero hay excepciones. En el texto se reconocen los casos singulares de Cataluña y Galicia, donde están consolidados los modelos de confluencia de En Comú Podem y En Marea, respectivamente. La posibilidad de acogerse a esa singularidad es precisamente lo que reclamó Teresa Rodríguez durante la campaña. 

"Cualquier variación" tendrá que contar con el "visto bueno" de la ejecutiva estatal, apunta el documento, que incluso propone un nombre: "Unidas Podemos cambiar" y el nombre del territorio en cuestión. En la dirección andaluza de Podemos se acogen a la posibilidad de negociar que destilan del documento y tratarán de convencer a Echenique de incluir a Andalucía entre las excepciones. 

"Podemos siempre es la pieza que más votos pone y por eso el nombre ha de comenzar por Unidas Podemos", reza el documento, que sólo baraja saltarse la regla por "motivos electorales de peso". A esas razones aluden en Podemos Andalucía, puesto que manejan una encuesta que revela que los votantes andaluces no consideran a la formación morada un partido autonomista, mientras que ellos si se reconocen como andalucistas en el espectro ideológico.

Las dos partes tendrán mañana la oportunidad de limar estas nuevas asperezas en una reunión que se celebrará en Madrid entre dos miembros del equipo de Teresa Rodríguez e integrantes de la Secretaría de Organización de Podemos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios