Andalucía

Vox quiere reunirse con Moreno para acordar los Presupuestos de 2021

  • Alejandro Hernández desvela que ya hay conversaciones con el equipo de la Consejería de Hacienda

  • Insiste en el requisito de reducir la administración paralela para apoyar unas nuevas cuentas

Rogelio Velasco, Juan Bravo y Alejandro Hernández, en en Parlamento. Rogelio Velasco, Juan Bravo y Alejandro Hernández, en en Parlamento.

Rogelio Velasco, Juan Bravo y Alejandro Hernández, en en Parlamento. / Antonio Pizarro

El Gobierno andaluz no necesita aprobar más presupuestos para agotar la legislatura. Ante un aumento de la inestabilidad en el Parlamento, el presidente Juanma Moreno puede prorrogar las cuentas vigentes en 2021 y acercarse a 2022, cuando están previstas las elecciones, sin demasiado problema.

Este escenario dejaría a Vox, socio del Ejecutivo en la Cámara, sin una capacidad de influencia que ha ejercido hasta ahora sin tapujos. Y la formación que dirige en Andalucía Alejandro Hernández no está dipuesto a dejar pasar esa oportunidad. Según ha revelado en una entrevista con Europa Press, Vox ya está en conversaciones con el titular de Hacienda, Juan Bravo, para la elaboración de las cuentas de 2021 y, en el cotexto de estos trabajos, Hernández aspira a reunirse con Moreno en septiembre para atar un nuevo acuerdo presupuestario, que sería el tercero de la legislatura.

“Nos consta que el presidente quiere que las relaciones con Vox sean lo más fluidas posibles”, desvela el diputado cordobés, que dirige el partido desde que Francisco Serrano, ya fuera del mismo, diese un paso atrás al poco tiempo de desembarcar en el antiguo Hospital de las Cinco Llagas. Vox encara las negociaciones, apunta Hernández, como un partido “responsable, que quiere ser útil a los andaluces”. “Y si eso pasa por aprobar unos presupuestos, pues lo haremos”, insiste el portavoz parlamentario, que advierte que las cuentas del año próximo tendrán que “tener la impronta de Vox o no contarán con nuestro apoyo”.

Sobre el cumplimiento de los acuerdos suscritos con el Gobierno para los dos presupuestos anteriores, entre ellos el vigente, Hernández admite que, tras la pandemia del coronavirus, “los números ya no son los mismos porque no se van a cumplir las previsiones de ingresos y el gasto, en muchos casos, se ha disparado”, lo que, “razonablemente, nos obliga a todos a tener una posición más flexible respecto de lo que se pactó y de la exigencia que podemos desplegar”.

Para Hernández, lo importante es que incluso en estos momentos de crisis, la filosofía que los llevó a alcanzar los pactos presupuestarios “sigue vigente” y que se seguirá plasmando en las próximas cuentas, como es ese espíritu de “eficacia y austeridad que queríamos imbuir a la administración pública y que ahora se convierte en una auténtica necesidad.

La insistencia en la administración paralela

En este punto, el líder andaluz de Vox se ha referido a la necesidad de reducir la “administración paralela” de la Junta o sector público instrumental, algo que está incluido en los acuerdos suscritos y que fue uno de los requisitos principales que la formación llevó a la mesa de negociación para las cuentas vigentes.

A pesar de que Hernández se ha quejado en el Pleno de la lentitud de determinadas medidas acordadas con el Gobierno, en la entrevista con Europa Press ha valorado que ya se estén desarrollando las auditorías de los diferentes entes, algunas de las cuales están ya a punto de concluir, mientras que sobre otras hay que esperar hasta finales de año.

Hernández avanza que si la legislatura acabara sin que se hubiera abordado esa reestructuración del sector público, “el Gobierno se estaría sustentando en un partido político diferente de Vox: Nosotros no vamos a apoyar un Gobierno que no cumpla con ese objetivo, que es quizá lo más trascendente de lo que hemos acordado”.

En este sentido, recalca que Vox seguirá insistiendo en una administración “eficiente y correctamente dimensionada” y en una utilización eficaz de los recursos, evitando en la medida de lo posible que los recursos “escasos con los que se cuentan se dilapiden o malgasten en actividades, programas o actuaciones que no redundan en beneficios para los ciudadanos o no tengan una utilidad social relevante”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios