Más control en la incorporación de personal

El SAS necesitará el aval de Hacienda para realizar contratos extra

  • Salud asegura que el mayor control previsto por el Presupuesto para 2019 no afectará a las incorporaciones del Plan de Verano en los hospitales y centros sanitarios de la región

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, durante la visita al Hospital Juan Ramón Jiménez El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, durante la visita al Hospital Juan Ramón Jiménez

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, durante la visita al Hospital Juan Ramón Jiménez / Alberto Domínguez

El aumento de los controles en el gasto y la gestión presupuestaria impulsados por Juan Bravo afectarán de lleno al Servicio Andaluz de Salud y sus contrataciones. El SAS necesitará el aval de la Consejería de Hacienda para hacer cualquier incorporación de personal “no prevista”, es decir, que sea “inesperada” y resultado de “una situación de asistencia sanitaria a la población” que no estuviera contemplada.

Hay contratos que están exentos de esta fiscalización previa. Son los contemplados en el propio Presupuesto de la Junta para 2019, cuyo borrador limita también la contratación de eventuales e interinos. Desde la Consejería de Salud y Familias garantizan que en esa categoría están incluidos los puestos de trabajo que se crearán con el Plan de Verano que, actualmente, se está diseñando.

En el departamento de Jesús Aguirre aseguran que este tipo de contrataciones son coyunturales, pero entran en la previsión anual, por lo que no necesitarán el aval de Hacienda.

Para las incorporaciones de personal sobrevenidas, el SAS tendrá que solicitar un permiso a la consejería que dirige Juan Bravo. En la petición debe figurar la circunstancia extraordinaria que justifique la contratación y la respuesta no puede demorarse más de cinco días. En caso de no recibir respuesta, el SAS dará por concedido el permiso.

La Consejería de Hacienda, Industria y Energía “fiscaliza ahora toda desviación de las previsiones”, apuntan desde Salud. Por ese motivo, son estas vacantes las que están sometidas a un control más riguroso.

Según la Consejería de Salud este aumento del control tampoco afecta a las contrataciones de más de seis meses prometidas por Jesús Aguirre para los profesionales que llevan años encadenando empleos de escasa duración en los hospitales y centros sanitario de la Junta.

Este plan de estabilización ya está en marcha y, aseguran desde Salud, ya se han hecho contratos de un año de duración. El hecho diferencial que los aleja de la fiscalización de Hacienda es que estos empleados “cubren plazas que son estructurales”.

Un aumento de 770 millones en Salud

El sector sanitario es uno de los afortunados en la nueva Junta de Andalucía. Con la educación y los servicios sociales forma la triada –con permiso de las bajadas de impuestos– que se beneficiará de los recortes en el resto de áreas. Y del buen comportamiento de la economía que permite, por ejemplo, que el presupuesto de Salud vaya a crecer en 770 millones si PP y Ciudadanos consiguen aprobar su proyecto de Presupuestos. Ese privilegio no exime al SAS de pasar por mayores controles de los que había con el PSOE en el poder.

Salud tendrá que enviar todos los meses un informe del nivel de ejecución de sus créditos y el cumplimiento de sus objetivos. Antes, el reporte se enviaba cada tres meses. La Consejería de Salud tampoco escapa de las restricciones impuestas en materia de contratación de eventuales e interinos incluida en el borrador del proyecto cuentas autonómicas que Hacienda ha enviado al Consejo Consultivo.

El límite en la incorporación de estos trabajadores se ha aplicado antes en Andalucía, pero el hecho de que el SAS forme parte de la administración paralela, también condiciona la tasa de reposición que se aplicará en el futuro a esta agencia administrativa.

Según el borrador de los Presupuestos de la Junta para 2019, el departamento de Juan Bravo deberá supervisar también las ofertas de empleo público para entrar en los entes instrumentales, como el SAS. Salud tendrá que enviar un informe donde se justifique que la máxima tasa de reposición sirve para hacer posible “la adecuada prestación del servicio”.

Preocupación en el sindicato Satse

“El SAS debe adaptar su plan de ordenación de recursos humanos y bolsa de contratación a esta realidad para garantizar la transparencia en sus actuaciones”, explican desde la Consejería de Salud, que ha salido al paso de un comunicado de Satse, el sindicato de enfermería, que “exige” al SAS que garantice la cobertura de personal ante “las limitaciones” del borrador del Presupuesto para 2019.

El sindicato advierte de la “inquietud” generada entre los profesionales sanitarios y ha remitido un escrito a la Dirección General de Personal del SAS para que explique en la mesa sectorial del sector los cambios que provocará la política de personal impulsada por el Gobierno de PP y Ciudadanos. Consideran en Satse que es “incomprensible” que se anuncie un aumento de 770 millones en el presupuesto sanitario al mismo tiempo que se anuncian limitaciones a la contratación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios