Tarjetas de la Faffe

Manuel Villén asegura que nunca usó ninguna tarjeta para el pago del peaje de la AP-4

  • Según el investigado, ese pago lo realizó en un primer momento el chófer y después utilizaban el lector automático del control del peaje

  • La ex directora financiera de la Faffe, Anna Valls aseguró que la caja "no sufrió descuadres"

El ex director de la extinta Faffe Fernando Villén, después de declarar en el juzgado de Sevilla. El ex director de la extinta Faffe Fernando Villén, después de declarar en el juzgado de Sevilla.

El ex director de la extinta Faffe Fernando Villén, después de declarar en el juzgado de Sevilla. / José Manuel Vidal / Efe

La ex directora económico-financiera de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) Anna Valls ha asegurado ante el juez Álvaro Martín que en la caja de la fundación todo estaba "cuadrado y auditado" y que todos los gastos, como los realizados por el ex director general técnico Fernando Villén, fueron devueltos "salvo los que eran improcedentes".

El Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla reanudó el pasado lunes el caso de las tarjetas de crédito de la Faffe ha tomado declaración durante esta sesión a Valls y a Manuel Villén, ex director de Administraciones Públicas y hermano del principal investigado.

Este último está investigado por el presunto uso irregular de dos tarjetas que presentaban un gasto de 8.109,03 euros en el peaje de la autopista Sevilla-Cádiz. El ex director de Administraciones Públicas ha explicado ante el juez que "nunca" vio ninguna tarjeta. Fuentes del caso han asegurado que Villén afirmó que. al principio siempre pagaba el chófer y después ni siquiera hizo falta que parasen en el peaje porque el lector automático dejaba constancia de su paso por allí y hacía el correspondiente cargo.

El chófer, que declaró el lunes 24 de junio, manifestó que llevaba diariamente a Manuel Villén de Cádiz a Sevilla y pagaban la gasolina y peajes con una tarjeta de la Faffe vinculada únicamente a este tipo de gastos.

En cuanto a Anna Valls, ha afirmado que la caja que ella supervisaba no experimentó ningún descuadre y ha asegurado que los 14.737 euros que Fernando Villén se gastó en el club Don Angelo y que fueron devueltos el 25 de marzo de 2010 desde la terminal de punto de venta del prostíbulo, según la UCO, no provenían de la caja de la Faffe. Incluso señaló la imposibilidad de este punto, comentando que el gasto de la tarjeta no contabilizó porque pagó antes de que se hiciera el cargo.

La sesión, que no ha sido dirigida el juez José Ignacio Vilaplana porque debía atender más casos, ha acabado sin que declarasen los otros tres investigados citados, el exadjunto a la Dirección Económico-Financiera y las excajeras de esa dirección y de la General Técnica, señalados por la Guardia Civil como "partícipes directos" en la creación de una "contabilidad doble o paralela".

Según la Guardia Civil, Villén se gastó 32.566 euros en clubes de alterne. En el caso del Don Angelo, el investigado reconoció el cargo de 14.737 euros pero declaró que confundió la tarjeta de la Faffe con la suya personal y que devolvió el dinero de su bolsillo, por lo que los cargos fueron anulados. En otros casos justificó los gastos con tarjetas de la Faffe "en el marco de su actividad comercial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios