Carmen Crespo Díaz

El ADN del agro corre por sus venas

  • El presidente de la Junta cumple su compromiso con el PP almeriense y sitúa a la exalcaldesa de Adra al frente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. Ha sido una de las principales aliadas de Juanma Moreno como portavoz del partido en la oposición

Carmen Crespo en la sesión de investidura Carmen Crespo en la sesión de investidura

Carmen Crespo en la sesión de investidura

Carmen Crespo Díaz (Adra, 1966) toma las riendas de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta asumiendo el 'encargo' que la familia del PP almeriense le hiciera en campaña al hoy presidente, Juanma Moreno, antes de volver a ser la provincia que más contribuyera al cambio andaluz. Y estos días no ha hecho falta ni recordárselo porque el líder regional del PP tenía claro que quería a Crespo en su gobierno. Pese a que estuvo en las quinielas para relevar a Javier Arenas en la presidencia de su formación en Andalucía, tardó muy poco en unirse al proyecto político de Moreno y ser una de sus principales aliadas durante la última legislatura en el Parlamento en la que ejerció de portavoz.

Compartieron incluso apuesta por Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias de su partido, lo que le costó a la abderitana un retroceso del primer al tercer puesto en la lista por Almería. Ha sido uno de los puntales de la oposición del PP-A, con un discurso duro pero elegante, azote de los socialistas sin exotismos ni moderneces, siempre en el núcleo duro de Moreno y ahora lo será de su acción en el palacio de San Telmo. Nieta de agricultor e hija de comerciantes, Crespo se incorporó a las filas del PP en 1990 para ser concejala al año siguiente en Adra y a partir de ahí iniciar un recorrido de casi treinta años por un sinfín de cargos orgánicos e institucionales.

Juanma Moreno y Carmen Crespo en uno de los actos de la campaña electoral en Almería Juanma Moreno y Carmen Crespo en uno de los actos de la campaña electoral en Almería

Juanma Moreno y Carmen Crespo en uno de los actos de la campaña electoral en Almería

Es la mayor de una familia de cuatro hermanos y trabajaba como administrativa. Diplomada en Biblioteconomía y Documentación y madre de dos hijas, fue alcaldesa de Adra durante dos legislaturas, de 2003 a 2011, porque nada más comenzar la tercera fue nombrada delegada del Gobierno en Andalucía. La decisión más dura de su vida por dejar su pueblo, según suele reconocer, pero la más decisiva en su proyección política. 

No resultaba nada fácil defender al Gobierno de Mariano Rajoy en tierra hostil y en época de recortes y el partido valoró su rol y esfuerzo en la proyección del mensaje popular.  Con anterioridad, Crespo había sido vicepresidenta en la Diputación de Almería y del PP provincial y desde finales del pasado siglo ha ocupado un escaño en el Parlamento de Andalucía.

La exalcaldesa de Adra ha ejercido como portavoz en las comisiones de Agricultura e Inmigración, presidenta de la de Hacienda, secretaria de la de Coordinación y vocal en la de Asuntos Europeos. También tuvo una plaza en la comisión ejecutiva de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias y en la estructura regional del PP estuvo al frente de la Secretaría de Desarrollo Rural y formó parte del grupo de trabajo sobre la nueva ley regional de régimen local.

Una de sus comparecencias en el Parlamento de Andalucía Una de sus comparecencias en el Parlamento de Andalucía

Una de sus comparecencias en el Parlamento de Andalucía

La hija de Francisco Crespo y María Teresa Díaz será la cuarta almeriense en la Consejería de Agricultura de la Junta. El PP andaluz siempre ha defendido el liderazgo del sector agroalimentario de la provincia, que factura más de 3.000 millones de euros cada año, e incluso llegó a proponer el traslado de la sede de esta cartera a Almería. De ahí que el nombramiento de Crespo fuera un secreto a voces desde el debate de la investidura de Moreno en el que volvió a salir airosa en la defensa y promoción de su proyecto político. Su principal reto a partir de ahora será consolidar al agro como uno de los pilares del PIB andaluz junto con el turismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios