Una mirada al pasado

De la oficialidad en el recorrido

  • 1935: La Agrupación de Cofradías establece "paradas de sillas"

Las parroquias de San Pedro y la Concepción fueron a lo largo de los siglos los puntos de encuentro de las cofradías, a donde realizar su estación de penitencia, incluso lugares a donde iban también los disciplinantes de sangre. Otra cosa fueron los lugares de tribunas y 'paradas de sillas', algo más dado a participar de la plasticidad estética de nuestra Semana Santa.

Esto ocurre en los años veinte, coincidiendo con el gran despertar estético, un tiempo de oro de la cofradías truncado con la guerra civil. El lugar sería la calle Puerto, la de toda la oficialidad, la del Ayuntamiento, la Diputación y la de los palacios, el de Mora Claros y e incluso el de los Trianes con el cuartel de la Guardia Civil. Allí en 1924 la Agrupación Artística Alvarez Quintero instalaba una tribuna para sus socios durante los días de Semana Santa. La iniciativa la secundan años después la Juventud Católica Española, que en 1927 había solicitado instalar un palco en la calle Puerto.

Es a partir de 1930 cuando se plantea la necesidad de un itinerario oficial, atendiendo al esplendor de las cofradías y buscando un itinerario oficial para todas las cofradías y ofreciendo la mayor comodidad a los onubenses para presenciar el paso de las procesiones en tribunas y sillas. Así lo defendía la revista Mater Dolorosa en 1930.

Las cofradías, que dejan de salir entre 1932 a 1934 por los problemas políticos del régimen republicano de nuestro país, vuelve en a salir en 1935 con el apoyo del ayuntamiento republicano a la Agrupación de Cofradías Onubenses a la que se le autoriza el establecer "paradas de sillas". Esta se colocarán en las calles Pi y Margal, frente al Ayuntamiento, delante del monumento de Mora Claros, Alcalá Zamora, frente a la iglesia de la Concepción y en la plaza de las Monjas, "por cuyo hermoso paseo central desfilarán todas las hermandades". Allí, en la plaza de las Monjas pasarían todas las cofradías y la Asociación de Caridad colocaría las sillas, mientras en el templete de la música se instala la tribuna de autoridades.

Tras la guerra civil es la Hermandad de la Oración la que promueve la colocación de sillas en 1943 y el Ayuntamiento establece con el consentimiento de la autoridad eclesiástica un discurrir obligado por la carrera oficial que será las calles Calvo Sotelo y Concepción, con tribuna en este lugar. El establecimiento definitivo no se consigue hasta la creación de la Comisión de Cofradías de Huelva en 1945 y seguirá por Calvo Sotelo, Concepción y General Mola hasta Placeta. Es también un momento para ordenar las salidas procesionales incluida la carrera oficial y lo firmaba el arcipreste Julio Guzmán López. Nuevas atenciones tendrá lugar la creación de la Diócesis y ampliaciones atendiendo al crecimiento de la ciudad que extiende toda su oficialidad hacia la Gran Vía espacio que se introduce en el itinerario oficial en 1955 y sólo durante tres años hasta la Placeta, mientras que es a partir de 1958 el itinerario de Gran Vía a Concepción, sólo un año, en 1971 a la inversa, hasta 1992. Así que era un recorrido consolidado durante 34 años, frente al actual desde 1993, o sea sólo 15 años.

Este es el inicio y el desarrollo de la carrera oficial de manera sintética que regalamos a quienes nos leen y se lo recordamos a aquellos que lo 'recitan' sin citarnos, a los que les recordamos el título de nuestro libro: 'Estación de Penitencia y Carrera Oficial en Huelva'. En fin, bendito del que nos copia porque de ellos serán también nuestros errores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios