Cruce de acusaciones PSOE-PP

  • Los populares critican el "cinismo" del PSOE por sus declaraciones teniendo cargos públicos imputados y los socialistas instan al PP a explicar lo ocurrido al tiempo que critican el urbanismo de Aljaraque

Comentarios 2

Como era de esperar, la intensidad del cruce de acusaciones entre los partidos políticos se elevó ayer una vez que pasaron a disposición judicial los detenidos en la jornada del lunes. Así, el PP criticó el "cinismo" socialista y el PSOE insistió en reclamar explicaciones a los máximos responsables populares.

El primero del PP andaluz, su presidente Javier Arenas, estaba precisamente ayer en Huelva. Arenas aprovechó el momento para pedir respeto a la presunción de inocencia de Juan Manuel Orta y Casto Pino, apostando por que "se investigue y aclare todo", además de reivindicar que "se aporte toda la información".

De esa defensa del principio de presunción de inocencia pasó directamente a la llamada de atención al PSOE, destacando que esta presunción "es una cuestión que los populares defienden para todos" y considerando que "no es posible que sea para los socialistas o personas de su entorno y no exista para otros". Más allá de principios, Arenas lanzó otro aviso a los socialistas, asegurando que su partido "no aceptará ninguna lección de ética y de honestidad por parte del PSOE", pues, según criticó, "ahí está la trayectoria y el presente de las irregularidades del partido socialista".

Más duro fue el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, quien criticaba el "cinismo y la hipocresía" del PSOE al referirse a las detenciones cuando los socialistas tienen "49 cargos ex cargos públicos imputados y con once de ellos condenados". En declaraciones a Efe, Sanz se refirió así a la petición de explicaciones por parte del PSOE, preguntándose cómo el PSOE está reclamando explicaciones ante las detenciones en Aljaraque cuando los socialistas "tienen 30 cargos públicos y 19 ex cargos públicos imputados en toda Andalucía", con lo que, a su juicio, "incumplen el propio código ético del PSOE que los obliga a dimitir en una situación así". En cuanto a los detenidos, Sanz subrayó que la posición de su partido es esperar a la aclaración de todas las actuaciones por parte de la justicia y recibir la información oportuna.

Frente a estas críticas, el secretario provincial del PSOE, Javier Barrero, insistió ayer en reclamar explicaciones sobre lo ocurrido en Aljaraque a Javier Arenas y el presidente provincial del PP, Pedro Rodríguez, para "aislar el problema de la corrupción de la provincia". Barrero resaltó que el PSOE "decía desde hace tiempo al PP que la política que hay que hacer desde un ayuntamiento no es la del ladrillo, sino la de un urbanismo correcto", y añadió que "hoy se demuestra que en Aljaraque se hizo un urbanismo salvaje, aunque no es la única localidad, ya que también se lleva a cabo en Huelva capital con el presidente provincial del PP".

Aunque proclamó la presunción de inocencia de los detenidos, desde el ámbito político, recordó que el PSOE "fue insultado durante muchos años por el simple hecho de pedir información a los responsables políticos del PP por lo que ocurría en Aljaraque, cuando ahora se demuestra que había una gestión absolutamente irregular".

Por su parte, el coordinador provincial de IU, Pedro Jiménez, consideró que "lo de Aljaraque se veía venir" puesto que es "un ejemplo claro de lo que no se puede hacer en materia urbanística". En este sentido, Jiménez exigió a la Junta "que no mire para otro lado" después de retrasarse la aprobación de la ordenación de la Costa y exigió al PP provincial "que sea claro en este asunto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios