Los partidos cuestionan las ayudas a El Paraíso por sus deudas tributarias

  • La comparecencia de Rodríguez Nevado se convierte en un monólogo de la oposición por su negativa a declarar. Los grupos destacan las subvenciones que recibió mientras fue alcalde.

Comentarios 3

Toda la expectación generada por su comparecencia ante la comisión del Parlamento que investiga las ayudas de los cursos de formación se vino abajo en solo un minuto: el exalcalde de Punta Umbría, Gonzalo Rodríguez Nevado, se acogió a su derecho a no declarar ni contestar a las preguntas de los diputados. Aunque al final la sesión dio más de sí de lo esperado, ya que todos los grupos parlamentarios, a excepción del socialista, hicieron valer también su derecho a intervenir para dejar constancia de las razones por las que solicitaron el testimonio del exregidor en calidad de empresario beneficiario de subvenciones. Y así es como llegaron a plantear, entre otras, sus dudas sobre su papel en El Paraíso de La Dehesa y las ayudas concedidas, pese a las deudas con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria.

Hasta ese monólogo de la oposición hubo un camino previo a recorrer. Rodríguez Nevado, acompañado de su abogado en la sala, lo abrió de forma escueta para manifestar su postura: "Con el máximo respeto a esta comisión y a todos sus componentes, me voy a acoger a mi derecho constitucional a no contestar ni declarar".

El testigo lo tomó el representante del Grupo Socialista, Rodrigo Sánchez Haro, quien trató de parar el curso de la sesión argumentando que el planteamiento de preguntas por parte de los grupos podría suponer "una coacción". Hizo uso, incluso, de documentación, con jurisprudencia al respecto, rechazada por la oposición, que criticó su conocimiento anticipado de la postura del compareciente.

El presidente de la comisión, Julio Díaz (Ciudadanos), zanjó la polémica: "Esto no es ningún tribunal, es una comisión de investigación legítima que está haciendo su trabajo y lo tiene que hacer. Y los diputados también tienen su derecho a hacer sus preguntas para que conste en el diario de sesiones".

A partir de ahí vino lo demás. La portavoz de Izquierda Unida, Elena Cortés -que lamentó la postura de Rodríguez Nevado por "no colaborar con el esclarecimiento de la verdad"-, empezó poniendo el dedo en la llaga al mostrar su extrañeza por las subvenciones recibidas por El Paraíso de La Dehesa pese a tener deudas con la Agencia Tributaria, como prohibe la ley. "¿Qué mano tenía usted en la Junta de Andalucía para que le diesen esa subvención?", dejó caer Cortés sobre una incógnita que también formuló la representante de Ciudadanos, Marta Bosquet.

Ambas diputadas coincidieron también al indicar la percepción de ayudas por las empresas de Rodríguez Nevado. Según Cortés, de un total de 1.143.133 euros, del que sólo consta una petición de reintegro de 175.185 euros; y según Bosquet, de 1.132.603 euros, "durante el tiempo que presidió el Ayuntamiento, lo que llama poderosamente la atención".

Hubo muchas más dudas planteadas: sobre la necesidad y capacidad de un restaurante para ofertar cursos de formación y garantizar la contratación del 60% de su alumnado; sobre la concesión de ayudas meses antes del cierre del negocio; o la falta de peticiones de reintegro anteriores a 2010.

El diputado de Podemos, Jesús Romero, quien advirtió "muchísimas paradojas", preguntó también por la existencia de docentes sin formación acreditada y por la contratación de alumnos con cargo a los cursos en otras empresas.

Aunque el exalcalde de Punta ha defendido en repetidas ocasiones que se desvinculó de sus empresas mediante un poder notarial en 2007, todos los grupos destacaron además que su relación como administrador único no finalizó hasta enero de 2012.

El socialista Sánchez Haro, ante la perplejidad del resto de grupos, solicitó la palabra en el segundo turno, en el que rechazó las exposiciones de la oposición: "Discrepamos totalmente de lo que se ha planteado aquí". Alegó que en ninguna comparecencia previa se ha hablado de trato de favor e insistió en que las preguntas formuladas "no van a conseguir ninguna verdad porque no van a aportar nada".

Rodríguez Nevado volvió a hablar en la despedida para desear "que cuanto antes se aclare todo". "Os deseo lo mejor, y a todos los andaluces, y a los que de alguna forma estamos inmersos en esta situación", concluyó.

Cientos de kilos de carne y pescado, mil litros de aceite y veinte muñecas de comunión

El interrogatorio fallido de los grupos parlamentarios a Gonzalo Rodríguez Nevado rescató aspectos relativos al único expediente sobre cursos de formación de El Paraíso de La Dehesa que obra en poder de la Comisión de Investigación. Quizá los más llamativos fueron los de los gastos atribuidos a los cursos desarrollados en la entonces empresa del exalcalde de Punta Umbría, que sacaron en sus intervenciones los portavoces de Podemos y del Partido Popular. El primero de ellos hizo saber su deseo de conocer por qué se imputaron facturas "por valor de varios miles de euros" de agua, luz y gas y si éstas correspondían a "lo que consumían los alumnos de los diferentes cursos". También preguntó el diputado Jesús Romero si era normal que para la formación, en solo un mes, se utilizasen "26 kilos de lomo, 32 kilos de papada, 42 kilos de costillas, 44 kilos de cinta de lomo o 52 de magro". En el detalle de los gastos, el portavoz popular, Miguel Ángel Torrico, dio una vuelta de tuerca más aportando más cifras que revelan, según indicó, que la empresa de Rodríguez Nevado "se gastó para formación 90.000 euros en mercadería en un periodo menor de seis meses". "Yo me pregunto: ¿Hacían falta 80 kilos de pez espada para prácticas? ¿Hacían falta 100 kilos de lenguado para prácticas? ¿Y casi mil litros de aceite? ¿O gastarse 780 euros en 614 kilos de mantelería sólo para que los alumnos practicasen? ¿O por qué imputa 469 euros de la factura de un mes de teléfono, el cien por cien, al curso?", enumeró el diputado. Torrico fue más allá y llamó la atención sobre otra factura, "no por su cuantía sino por su concepto": "Veinte muñequitas niña comunión lujo" para tartas, cuya factura, "casualmente del 6 de mayo, cuando empiezan las comuniones", fue imputada al curso de formación de cocina. El portavoz popular confesó que con estos datos se planteaba una "duda razonable" y que hubiera deseado que Rodríguez Nevado le contestara sobre sus "presunciones de que hay una total confusión entre la formación y el negocio, y que el material que se compraba para la formación, subvencionado por todos los andaluces, al final lo acaba usted destinando a su propio negocio"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios