TV-Comunicación

Las series que debería ver Hillary

  • Aunque en España aún falta valentía, en Estados Unidos y el resto del mundo triunfan ficciones basadas en la política, con toques de corrupción, intriga e incluso de humor.

La situación política actual en Esapaña, sin Gobierno desde hace muchos meses, sería una tragicomedia en televisión. Aunque en nuestro país todavía falta valentía para hacer una serie sobre política, en el resto del mundo, sobre todo en Estados Unidos, es un género que funciona muy bien, tanto a nivel de calidad como de índices de audiencia. Hillary Clinton, en plena campaña y cada vez más cerca de reconquistar la Casa Blanca, no debería perderse algunas de las últimas ficciones ambientadas en el mundo de la política, como Veep o House of cards, pero tampoco antiguas imprescindibles como la mítica El ala oeste de la Casa Blanca.

'House of cards'

Con 33 nominaciones a los Emmy y ocho a los Globos de Oro, la serie sobre la vida de Frank Underwood (Kevin Spacey), un demócrata del quinto distrito congresional de Carolina del Sur que, tras ser descartado para el cargo de secretario de Estado, inicia una elaborado plan para llegar a la presidencia ayudado por su esposa Claire (Robin Wright). Esta producción, creada por Beau Willimone basándose en una novela de Michael Dobbs, aborda los temas de la corrupción y el poder en Estados Unidos. Va por su quinta temporada en Netflix y el protagonista, como no podía ser de otra forma, llega a ser presidente. Tanto en guión como en interpretación y factura, se trata de una de las mejores series sobre política del momento.

'Veep'

Actualidad política en clave de comedia en esta serie de la cadena HBO. Veep sigue la vida de la senadora Selina Meyer (interpretada por la multipremiada Julia Louis-Dreyfus en uno de los mejores papeles de su carrera), que se convierte de forma inesperada en vicepresidenta de Estados Unidos. Una vez se encuentra en el poder, Meyer descubre que está poco preparada para desempeñar las tareas propias de su nuevo trabajo. Como asesores, la nueva vicepresidenta contará con el apoyo de Anna (Anna Chlumsky), jefe de equipo y mujer de confianza, pero muy insegura; Gary (Tony Hale), ayudante de Selina; y Mike McClintock (Matt Walsh), su portavoz.

'Borgen'

La televisión pública danesa alumbró en 2010 el drama político Borgen, una producción que junto a las aclamadas Forbydelsen (The Killing) y Bron/Broen (The Bridge) ha revolucionado el panorama televisivo internacional. Su argumento recoge la historia de la carismática política Birgitte Nyborg que, tras ganar las elecciones de forma inesperada, se convierte en la primera mujer en ser nombrada primera ministra de Dinamarca.

'El ala oeste de la Casa Blanca'

El clásico. Con un total de 156 episodios, El ala oeste de la Casa Blanca se mantuvo en antena entre 1999 y 2006. Este drama político recoge la vida del presidente de Estados Unidos, el demócrata Josiah Bartlet, que gobierna convencido de que todo lo que hace es lo mejor para su país. Dentro de la Casa Blanca, las escenas de la serie muestran los entresijos de la complicada labor a la que se enfrenta día a día el presidente y sus colaboradores. Problemas nacionales e internacionales ocupan las tramas de esta ficción que ofrece una visión del esfuerzo hasta el límite al que se somete el gobierno de Estados Unidos.

'Scandal'

Creada por Shonda Rhimes (Anatomía de Grey) y protagonizada por Kerry Washington , Scandal es un melodrama teñido de intriga política en el que las historias personales caminan junto a los secretos de estado y los asuntos turbios de la administración y los intereses políticos de Estados Unidos.

'The Wire'

Alcaldes, gobernadores, senadores y otros personajes relacionados con el mundo de la política protagonizan The Wire, una de las series más populares de los últimos años que aborda precisamente los entresijos de las campañas electorales en Estados Unidos, su preparación y su ejecución. Ni qué decir tiene que las argucias y los planes retorcidos están a la orden del día. Interesante echarle un vistazo teniendo en cuenta el momento actual.

'Boss'

Durante dos temporadas, Kelsey Grammer protagonizó el drama político ganador de un Globo de Oro, Boss. El argumento de la producción de la cadena Starz recoge la historia de Tom Kane el alcalde de Chicago, un hombre que sufre un desorden cerebral degenerativo que está haciendo estragos en su vida. Su esposa no sabe nada, pero sus asesores sospechan algo. El gran secreto solo lo conoce su hija Emma, aunque apenas mantiene relación con ella.

'Yes, Minister'

La predecesora. Esta divertida sátira sobre la política británica se emitió entre 1980 y 1984. Fue una de las más vistas en Reino Unido y la propia Margaret Thatcher reconoció que era una de sus preferidas. Humor surrealista en torno al ministro de Economía, su scretario personal y el secretario de dicho ministerio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios