La Merced en el recuerdo

  • La Oración dejó la iglesia por el anuncio de la Diputación de su cierre; este templo no fue incendiado en la Guerra Civil, pero sí la Concepción, donde ardieron sus imágenes.

Comentarios 2

Hay tiempos breves que se guardan como un tesoro en las cofradías. Ese es el caso de la estancia de la Hermandad de la Oración en el Huerto en la iglesia de la Merced. Es el arranque de las primeras ilusiones y de los grandes esfuerzos, pero también será de las primeras desilusiones y tristezas.

Eso es lo que le pasó a la joven cofradía que desde 1922 salía en la tarde del Domingo de Ramos, su presencia en la nómina de las cofradías había adelantado las salidas dos días y es que hasta entonces se abría el Martes Santo con la de Pasión. Se funda la Cofradía de la Oración en la iglesia de la Merced dónde ya residía la de los Judíos. Un templo que con el tiempo se convertirá en época más actual en casa de acogida para muchas hermandades en sus primeros años, como luego sería con la Misericordia y ahora la Santa Cruz, sin olvidar tampoco los Miércoles Santo con la Hermandad de la Esperanza.

Pero aquel tiempo para la Hermandad de la Oración le obligará a algunos cambios y serán drásticos y definitivos. La situación que se vivía en 1936 así lo obligará.

La cofradía con el miedo a quedarse sin sede canónica para hacer su salida solicita el traslado a la parroquia de la Concepción. Todo este expediente está alojado en el Archivo Diocesano de Huelva, donde tuve la suerte de ser el primero en tenerlo en las manos para publicarlo en las páginas del libro Historia de la Semana Santa de Huelva, de 1992. Volviendo a aquellos documentos, el 12 de marzo de 1936 es el hermano mayor Alfonso Padilla quien plantea los miedos del cierre del templo dado que la Diputación quiere "retirar y apartar de sus funciones benéficas y caritativas los servicios, en este Hospital Provincial, a las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, para sustituirlas con enfermeras laicas", por lo que se piensa ya en el cierre de la iglesia de la Merced. No se aconseja desde el Arzobispado de Sevilla en ese momento el traslado, pero el día 22 de marzo desde Huelva se vuelve a insistir y es que las Hijas de la Caridad se marchan y la Diputación quiere "convertir la Iglesia dentro del más breve plazo, en salas para enfermos". Se vuelve a pedir prudencia pero al final el cardenal Ilundain autorizar el traslado, lo que tiene lugar el 7 de abril de 1936 como Alfonso Padilla indica en escrito de 6 de mayo de 1936 cuando solicitan que se haga definitivo ese traslado y solicitan incorporar en su titulo el de María Santísima de la Merced, lo que no tiene el respaldo inicial en Palacio. En la sesión municipal de aquel 7 de abril ya se dio a conocer la intención de la Diputación de cerrase la iglesia para ampliación del hospital y "serán retiradas de allí las imágenes" y "serán sacadas a subasta oportunamente".

Este traslado marcará la historia de la Hermandad de la Oración, en primer lugar porque se pierden sus imágenes en el incendio de la parroquia de la Concepción en la Guerra Civil de 1936. Más suerte, sin embargo, corren las imágenes de la Hermandad de los Judíos que permanecen en la Merced y es que este templo no se incendia por estar anexo a un hospital de sangre. Pero los cofrades vuelven a insistir en 1937 en su deseo de quedarse en la Concepción, petición que apoya el párroco porque así contribuirán a la reconstrucción del templo con su nuevas imágenes. La autorización definitiva de residencia en la parroquia de la Concepción es de fecha 9 de diciembre de 1937. A partir de ahí una nueva historia comienza junto con la Hermandad de la Vera Cruz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios