Granada sólo ha registrado dos nuevos casos de sida este año

  • En 2008 fueron 22 los pacientes diagnosticados en la provincia · El número de afectados ha bajado un 25% · La transmisión sigue siendo por compartir jeringuillas

La evolución del sida continúa experimentando una tendencia descendente en Andalucía. En un año han bajado un 25% el número de nuevos casos registrados, pasando de 217 en 2007 a 164 en 2008. Este año, van 71. En Granada la tendencia es similar. De hecho, la buena noticia es que este año (de enero a octubre) se han notificado sólo dos nuevos casos de sida en la provincia según los datos facilitados por la Consejería de Salud. El año pasado fueron 22.

La cifra total de personas con sida en la provincia es de 1.031, según el foro de asociaciones VIH/Sida Granada. Muchas más son VIH positivas (tienen el virus pero no han desarrollado sida).

Con estas cifras de nuevos diagnósticos, Granada da un giro radical en las estadísticas de casos de sida en Andalucía. Así, si en 2008 era, con 22 contagios, la segunda provincia en número de casos tras Málaga (59), con los dos casos de este año se convierte en la provincia con menos casos notificados hasta ahora.

Andalucía se sitúa en un tasa de 19,99 casos por cada millón de habitantes, seis puntos por debajo de la tasa media nacional.

Pese a la reducción de casos, la consejera de Salud, María Jesús Montero, aseguró ayer en Granada que "no hay que bajar la guardia porque una cifra alta de personas, un 25%, no sabe que tiene la enfermedad y la puede aún transmitir sin conocerlo". Según este dato, en Andalucía existen aún entre 2.200 y 3.300 enfermos sin diagnosticar.

Ante esta realidad, Salud inició en diciembre de 2008 un programa de test rápidos para personas con prácticas de riesgo. En un año se han realizado en Andalucía 1.336 pruebas para el diagnóstico precoz del sida que han detectado 49 casos de infectados que desconocían que eran portadores del VIH, lo que ha permitido iniciar los tratamientos cuanto antes.

Estas pruebas se realizan fuera del ámbito hospitalario en colaboración con 27 entidades que desarrollan su trabajo en el ámbito del VIH/Sida.

La vía de transmisión mayoritaria de los nuevos casos diagnosticados en 2008 ha sido la parenteral -compartir jeringuillas- (48%), seguida de las relaciones heterosexuales de riesgo (23%) y de las relaciones homo/bisexuales sin protección (13%). Sólo se ha detectado un caso de transmisión vertical (de madre a hijo).

Ante esta realidad, Montero incidió en que la "mejor forma de prevenir la enfermedad es informarse y poner medidas de protección como el uso del preservativo en relaciones sexuales o la utilización de jeringuillas desechables".

Pero tener el sida o ser VIH positivo no tiene, afortunadamente, los mismos efectos sobre la salud que hace años. "Es una enfermedad que se ha convertido ya casi en crónica y existen terapias que ayudan a frenar su avance", matizó Montero. El uso de antirretrovirales permite a los enfermos tener una mayor calidad de vida.

También se trabaja mucho en su desarrollo vital pese a la enfermedad. El sistema sanitario andaluz incluye técnicas de reproducción asistida que evitan la transmisión de determinadas enfermedades infecciosas de padres a hijos y la lipodistrofia, medidas que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

El lavado de semen comenzó a funcionar en 2005 y se realiza en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada, centro referente para toda Andalucía en esta técnica. En lo que va de año, un total de 22 parejas han pasado por la unidad.

Salud también incluye la cirugía plástica para estos pacientes ya que el uso de fármacos puede producir lipodistrofia (distribución de la grasa corporal o pérdida de ella en la cara).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios