Ayamonte

Upeco pide al alcalde que frene el pacto con Fadesa y firme uno global

  • La asociación de constructores cree que las instituciones públicas deben procurar acuerdos marco que impliquen a colectivos · El convenio del PSOE y PA pretende facilitar el acceso a casas de lujo a jóvenes

Comentarios 4

El alcalde de Ayamonte, Antonio Castillo, se está pensando la propuesta que le ha hecho la Unión Provincial de Empresarios de la Construcción de Huelva (Upeco) al conocer que había llegado a un acuerdo con la empresa Martinsa-Fadesa para facilitar el acceso de jóvenes a viviendas de lujo en Costa Esuri. Fuentes del gabinete del alcalde afirmaron que el pacto con Fadesa no está aún sellado a pesar de que la mayoría absoluta de PSOE y PA logró aprobar el convenio en el Pleno del pasado 4 de abril. Ayer el alcalde rehusó hacer ningún tipo de declaración al respecto.

El secretario general de Upeco, Javier Hunt, explicó que la organización considera "loable" el acuerdo pero valora que es "precipitado" y apunta a la inexperiencia del alcalde ayamontino y a querer solucionar un problema como el parón de la venta de pisos y el acceso a la vivienda "demasiado rápido". Así que la asociación ha propuesto al Ayuntamiento de Ayamonte que se firme un "acuerdo marco" para facilitar el acceso a la vivienda a la población. De esta forma, Hunt dice que "el fin no se quedaría corto" pues el convenio se extendería a todas las viviendas (en venta, alquiler...), en cualquier parte del término municipal (no sólo en Costa Esuri) y llegaría a más sectores de población. Pero, sobre todo, Hunt hace hincapié en que las instituciones públicas no deben firmar acuerdos con una determinada inmobiliaria dejando al resto del sector fuera pues desde Upeco "hemos promovido la libertad de empresa y la igualdad, algo que el Ayuntamiento no debe limitar".

Entre los acuerdos que ha alcanzado la asociación de constructores onubenses, Hunt destaca el que se firmó con el Ayuntamiento de Huelva por el que están terminándose en la zona del Seminario de la capital 200 viviendas que costarán 100.000 euros, "lo que demuestra la profesionalidad de los constructores de Huelva".

El acuerdo para facilitar el acceso a viviendas de lujo a jóvenes menores de 35 años del Ayuntamiento de Ayamonte se establece a tres bandas: la Caja de Ahorros del Mediterráneo, la empresa Martinsa-Fadesa y el Ayuntamiento. La oferta es de 47 viviendas de lujo en Costa Esuri en régimen de alquiler durante los dos primeros años pagando 450 euros al mes y con posibilidad de compra pasado este tiempo. El único requisito que deben cumplir los beneficiarios, además de la edad, es tener un salario 2,5 superior al Indice Público de Renta para Efectos Públicos, es decir cobrar más de 1.300 euros/mes o más de 18.000 euros/año.

Este convenio fue rechazado por los dos partidos de la oposición PP e IU. El portavoz del PP, Emilio Lechuga, afirma que hablar de este convenio como un plan de ayuda para los jóvenes "es una frivolidad" porque son viviendas que cuestan a partir de 170.000 euros y porque este precio está por encima del que tiene establecido la empresa para el público en general.

La cuestión es que Lechuga afirma que hasta el Ayuntamiento "no ha llegado, de momento, nadie que se interese por la oferta". Y añade que si las condiciones iniciales no son ventajosas tampoco lo son las que se logran con la hipoteca, pues la entidad financiera "ofrece el euribor más 0,90, lo que está por encima de lo que se puede conseguir en cualquier otra entidad". A la vista de que Costa Esuri está ejecutado por debajo del 50% de lo que estaba previsto y que no se ha vendido todo, parece que "el Ayuntamiento se ha metido a inmobiliaria para beneficiar a la empresa y a la caja", concluye Lechuga.

Tampoco apoyó el acuerdo el portavoz de IU, Rafael García, porque "valoramos que era bastante negativo. No le veíamos las ventajas por ninguna parte". Asegura que las viviendas cuestan entre 6.000 y 7.000 euros a los jóvenes que se sumen al convenio. Como Lechuga dice que las condiciones de la hipoteca tampoco son ventajosas porque al euribor hay que sumar el 0,90 cuando ahora el mercado ofrece el 0,40.

García también puntualizó que después de pagar dos años de alquiler los jóvenes que decidan comprar la vivienda se verán con "una hipoteca a 45 años, con lo que al final habrán pagado, más o menos, sobre 400.000 euros por ella, en una zona donde todavía no hay prácticamente servicios y, a saber, cuando se hacen".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios