Lepe

Médicos del Virgen del Rocío descartan reimplantar los dedos al niño de 5 años

  • El padre del menor, Manuel Domínguez, ha señalado que "lo que él cogió no era un petardo, era una bomba, y no para un niño, sino para cualquiera"

Comentarios 1

Los médicos del hospital Virgen del Rocío han descartado que se puedan reimplantar los dedos al menor de 5 años que el pasado martes perdió el pulgar y el índice, así como la primera falange del anular y el corazón, al estallarle un petardo que manipulaba.

El niño sufrió la amputación traumática de los dedos cuando se encontraba en la calle "Mirabrás" del recinto romero del municipio, a las 16:30 horas del martes, y recogió del suelo un petardo de gran potencia que, en principio, no había estallado, pero que explotó justo cuando lo tenía en la mano.

El menor fue atendido en primera instancia en el servicio de urgencias del centro de salud de Lepe, y posteriormente derivado al hospital Infanta Elena de Huelva, de donde fue enviado al hospital Virgen del Rocío de Sevilla, y tras ser operado se encuentra, salvo complicaciones, fuera de peligro.

El padre del niño, Manuel Domínguez, ha dicho que en el mismo lugar del suceso recogieron "trozos de dedo y huesos" ante la posibilidad de que le fuese posible reimplantarlos, lo que finalmente quedó descartado por los facultativos.

Sobre el estado del menor, ha señalado que se encuentra bien, aunque algo desorientado, y sobre el suceso, señaló que lo único que cuenta es que vio que los dedos salían volando.

Para mañana está previsto que los médicos le realicen la primera cura de las heridas, tres días después de la operación, y ha concretado además que "no le ha dado fiebre desde que le operaron, y los médicos nos han dicho que eso es muy buena señal, porque así no habrá que intervenirle otra vez y las heridas no se habrán infectado".

"Lo que él cogió no era un petardo, era una bomba, y no para un niño, sino para cualquiera", ha lamentado el padre del menor, que ha indicado que la potencia de la explosión fue tal "que a él le destrozó la mano, pero al primo, que estaba con él, lo despidió por la fuerza con la que explotó".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios