Los empresarios se cansan de esperar

Lo habían anunciado en diversas ocasiones y advierten que ha llegado la hora de actuar porque han "tocado fondo". Los empresarios onubenses se han cansado de esperar medidas, gestos o políticas para desarrollar las infraestructuras de la provincia y avisan de que ha llegado la hora de pasar a "una actitud mucho más dinámica e independiente" para reivindicar las inversiones pendientes. Así lo ha puesto de manifiesto la Federación Onubense de Empresarios (FOE) en su última junta directiva, en la que se ha expresado el hastío que les provoca ver cómo todos los foros o manifiestos en los que se han implicado para pedir lo que consideran de justicia han fracasado, así que "la paciencia ha llegado a su fin". En un comunicado duro con la inactividad de las administraciones, los empresarios exponen una amplia lista de obras públicas determinantes para la provincia, que, de no acometerse, ponen "en juego importantes inversiones económicas". La patronal es clara en sus palabras y exige el mismo grado de compromiso tanto al Gobierno central como a la Junta de Andalucía o, lo que es lo mismo, reclama a los partidos que las sustentan, PP y PSOE, que abandonen su dinámica de confrontación y aúnen esfuerzos en pos del desarrollo provincial. En este sentido, la lista de reivindicaciones -"las que se consideran imprescindibles", aclara- incluye la mejora de la vía y las conexiones ferroviarias con Sevilla y Madrid; la adecuación de la N-435 y los accesos a la costa; el dragado del Puerto; el desarrollo del área metropolitana de la capital y del parque empresarial de Aljaraque, o la construcción de la presa de Alcolea, el canal de Trigueros y las canalizaciones del embalse del Andévalo, entre otras. Además, y a la vista de los buenos resultados turísticos, se reclama la agilización burocrática del aeropuerto Cristóbal Colón y un plan de regeneración de la costa onubense, muy castigada tras los duros temporales de los últimos años. Como se ve, la FOE plantea un amplio catálogo de medidas que no podemos más que compartir si queremos que Huelva crezca y se desarrolle al mismo ritmo que otras provincias vecinas. En pleno siglo XXI no es de recibo que las diatribas partidistas resten oportunidades a los ciudadanos y cabe reclamar altura de miras y compromiso a quienes han sido elegidos para representar a los onubenses. El aldabonazo dado por el empresariado debe tener respuesta clara por parte de las administraciones, que han de comprometer un calendario de actuaciones serio y riguroso. El compromiso de todos los que tienen responsabilidades de gestión ha de ser sin duda el desarrollo de la provincia. Tal y como reclama la patronal, consideramos de justicia que podamos converger con Andalucía y España en las mismas condiciones. El futuro de las generaciones venideras se lo merece y no debería ponerse en juego.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios