Órsay

José Ángel González

Separación de poderes en el Recre

Huelva debe plantearse qué Recreativo quiere para el futuro. Propietarios, gestores y afición tienen que ponerse de acuerdo sobre la identidad de un club muy especial; por ser seña de identidad de esta tierra, por ser BIC, por lo que la ciudad ha invertido en él, por la deuda que arrastra y porque no debe desaparecer.

El Recre actual no puede sobrevivir si está dirigido con criterios exclusivamente futbolísticos y de negocio. Todo lo vivido nos dice que es incompatible la estabilidad con las prisas, con la presión, con la necesidad de encontrar éxitos deportivos que alivien las deudas del pasado. Castillos en el aire y gigantes con pies de barro que acaban cayendo sobre las espaldas de los onubenses.

El éxito de la gestión del Recreativo no está en ascenderlo de categoría lo antes posible. El triunfo, de verdad, será de quien ponga serenidad, transparencia y proyecto a un club que, si es capaz de gestionar bien su día a día, debe volver a brillar a poco que pasen los años.

Hay que huir de los gurús que volverán con proyectos de ascenso en uno, dos o tres años, con aromas de Primera. Nunca se hicieron realidad en el Recre. Más bien, todo lo contrario. Si validamos ese tipo de ideas estamos mandando a los recreativistas un mensaje erróneo, que acabará volviéndose en contra del club porque exigiremos cambios de entrenador y fichajes estrella a poco que se tuerza el camino. Y en esa dinámica, acabaremos con una tercera campaña de salvación.

Hoy por hoy, con el aval de todo lo comprometido por la ciudad, el Ayuntamiento está autorizado para plantear un nuevo camino para esta institución, similar en concepto al del Athletic Club. Es posible una separación de poderes que salvaguarde a la institución de los vaivenes futbolísticos. Quizás sea un buen momento para sacarle brillo al Decano y apostar decididamente porque el Recreativo, gane o pierda, sea una institución referente en la ciudad, un altavoz de Huelva fuera de sus fronteras, y una simiente del acervo onubense.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios