Tribuna

mANUEL cAMACHO

Contratos

A Ceballos, Comas le firmó dos años por fastidiar. Pero no es el caso de Pavón

Llegó Casquero y es como si se reactivasen células muertas o dormidas del recreativismo porque intuyen que lo deportivo vuelve a tomar el máximo protagonismo. Puesto el dinero perentorio para que las campanas dejen de sonar, o las alarmas, que viene a ser casi lo mismo, ahora todo se centra, sin dejar de lado cuestiones de resolución casi inmediata, como por ejemplo Hacienda, entre otras, en lo deportivo, en engendrar una plantilla medianamente competitiva y ponerse a andar sin necesidad de pasar por el gateo.

Llega Casquero, decía, y dejó entrever que el proyecto que encabeza llevaba tiempo tomando forma, luego menos se entiende lo de Vicente Simón, al que han puesto de vuelta y media (gran entrevista de los compañeros) los que iban a ser sus socios de viaje. A mi particularmente me extraña que se sientan tan sorprendidos. Cuando uno se embarca en un proyecto siempre hay un calentamiento, como en el fútbol. Pero eso es harina de otro costal.

Casquero, que sustituye a Pavón, al que le resta un año de contrato. Por cierto, no hubo presencia institucional en la comunicación de su no continuidad. Sólo Toledano y Carlos Hita. Igual sobraba con eso. Pavón no quiere molestar, dice, luego apunta que lo mejor es la rescisión de contrato, del que querrá percibir hasta el último céntimo. Y está en su derecho.

La pregunta surge sin querer. Se sabía que el Recre tenía que ser vendido, luego era seguro que los nuevos dueños traerían su equipo. A Ceballos, Comas le firmó dos años por fastidiar, entre otras cosas. Pero ese no es el caso de Pavón. Pavón es de Huelva, de la casa, ha mamado de ahí. Pero quiere lo suyo legítimamente y porque además no se siente valorado desde dentro. El fútbol no tiene caminos, hay que hacerlos y cada uno que se pone es diferente a los anteriores. Lo que no cambia es el mundo, que es redondo y encima da vueltas. "Arrieritos somos y en el camino nos encontraremos". Para qué dar más explicaciones.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios