Tradiciones populares - instituciones

"Lo importante es que Beas trabaja unida para mejorar el belén cada año"

  • Belén viviente de Beas

Comentarios 1

Todo comenzó en el año 1969 cuando Beas sufrió un fuerte terremoto que causó graves desperfectos en la ermita de la Virgen de Clarines, la patrona del pueblo. Así, la hermandad se vio obligada a hacer un gran esfuerzo económico y decidió montar la escena bíblica en una casa de uno de los vecinos porque en la ermita no era posible. La iniciativa tuvo tanto éxito y aceptación que congregó a más de 3.000 personas, por lo que los responsables de la hermandad junto con el resto del pueblo decidieron seguir organizando este evento, muy aplaudido y esperado por todos ya que, tal y como asegura Rafael Ávila, el presidente de la Hermandad de los Clarines, "en Beas hay una gran tradición belenística desde siempre y por esto tenemos este maravilloso belén, porque la gente lo cuida y se esfuerza en que cada año sea mejor que el anterior".

Durante todos estos años, el belén viviente de Beas ha ido creciendo en superficie y en visitantes "que acuden al municipio de forma masiva porque nuestro belén tiene mucha fama en algunas localidades andaluzas además de ser conocido en casi todo el país". Esta es una de sus funciones más importantes, su capacidad de atraer a mucha gente a la provincia en una época en la que la gente está de vacaciones y puede pasar más de un día en Huelva. "La mayoría aprovecha si visita a Beas para conocer otros lugares de la provincia".

Pero además de este indudable valor turístico, el belén viviente de Beas es un referente de la cultura belenística de Huelva, así como también ocupa un lugar importante dentro de la cultura belenística a nivel nacional tanto por su calidad, su originalidad,como por que se alza como uno de los acontecimientos que moviliza a la mayoría de los vecinos del pueblo en torno a un fin común. Así lo confirma Rafael Ávila, "el belén viviente es la manifestación cultural vinculada a la Navidad más importante de Huelva, además de que se ha convertido en un referente turístico en el mes de diciembre, una época en la que no tenemos la atracción de sol y playa de la que Huelva vive gran parte del año desde el punto de vista del turismo".

Hoy en día, tras 38 años de historia, el número de visitantes que acudió a la primera organización de este belén resulta irrisorio a estas alturas, ya que en la actualidad aquellas 3.000 personas son ahora más de 30.000. "Onubenses, sevillanos, malagueños, gaditanos y personas de todas las zonas de la geografía española conocen el pueblo de Beas e incluso la provincia de Huelva gracias al belén viviente de Beas".

Además de la importancia turística y cultural, también se valora mucho el efecto plástico. La calidad y los detalles que forman las escenas costumbristas hacen las delicias de los visitantes, "que quedan sorprendidos por el conjunto de la muestra". Rafael Ávila destaca además "la entrega y el interés que los niños que participan en el belén muestran durante toda la representación y lo hacen porque lo sienten suyo y saben que es importante para el pueblo, además de sentirse protagonistas por unos días".

Por todo ello, el presidente de la hermandad de la patrona del municipio se enorgullece cuando comenta la nominación "sin duda merecida y que nos hace mucha ilusión a la hermandad y a todo el pueblo. El pueblo entero trabaja unido para que el belén siga siendo una de sus señas de identidad".

03321352

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios