Solidaridad y valores humanos - instituciones

"Abrimos las puertas de la vida a los que viven en los márgenes de la sociedad"

  • Cáritas Huelva

Después de 52 años realizando su labor en Huelva, "todos los que trabajamos aquí nos sentimos orgullosos de lo que hacemos cada día". Con estas palabras se emociona Gonzalo Revilla, el director de esta Organización. Desde el principio, como consecuencia de ser una entidad sin ánimo de lucro, casi todas las actividades de han hecho gracias al trabajo de los voluntarios "que escogen ayudar a los pobres en su tiempo libre". El director asegura que en el medio siglo que Cáritas ya acumula de vida, han ido cambiando las estrategias y las acciones; "se ha pasado de una atención existencialista a intentar convertir nuestras acciones en promocionales, en creadoras de oportunidades abriendo puertas en la vida a las personas que viven en los márgenes de la sociedad".

El objetivo inicial de Cáritas era coordinar toda la acción social de la Iglesia, de manera que las actividades aumentaran en número y en eficacia, de manera que las tareas, los objetivos y las estrategias se homogeneizaran y se le dieran entidad jurídica. "Aún estamos luchando por conseguir esto ya que nunca se termina de hacer porque siempre apareen nuevos proyectos y retos, algo que nos hace sentirnos vivos".

Entre los proyectos de futuro de la Organización destaca, tal y como asegura Gonzalo Revilla, "el reto de conseguir que Cáritas tenga puertas abiertas, centros y proyectos donde la gente a la que ayudamos pueda vivir, además de otros centros y proyectos a través de los cuales estas personas puedan reincorporarse a la sociedad, que es la meta que perseguimos con ilusión".

Para conseguir estos ambiciosos retos y proyectos de futuro, Cáritas cuenta con 800 voluntarios repartidos por toda la provincia, quienes trabajan en los centros de los que dispone la Organización en Huelva, así como en la calle, intentando atajar el problema desde la raíz. En la actualidad, Cáritas cuenta con tres centros abiertos en la capital y uno de menores en la provincia, además de tener, también en la ciudad, el centro 'Puertas abiertas', cuyo función es recoger a inmigrantes. También posee el centro 'Don Bosco' que es el que hace las veces de piso donde se presta ayuda residencial, y varios proyectos de pisos tutelados repartidos por la provincia, "a través de los cuales se reincorpora la gente a la vida normal intentando que recuperen su autonomía".

Con todo, el gran reto, "ofrecer oportunidades a las personas que viven en los márgenes de la sociedad", es el paradigma que guía la acción e ilusiones de Cáritas Huelva donde muchos voluntarios "conceden desinteresadamente su apoyo y compañía a los que lo necesitan y que tenemos más cerca". Por todo ello, la labor de esta organización onubense en el seno de la sociedad de Huelva y su provincia, es vital para la buena convivencia en ella y para el éxito de sus integrantes, ya que la pobreza es una situación que sufren muchos ciudadanos. Gonzalo Revilla precisa que los datos de pobreza "dicen que un 20% de la sociedad de Huelva es pobre, pero sin duda esto es mucho. De esta cifra, nosotros priorizamos aquellas personas que se encuentran en una situación de exclusión social, como son los transeúntes, las mujeres que ejercen la prostitución o los inmigrantes que no tienen acogida residencial. En suma, intentamos mejorar nuestra sociedad haciendo mejores a sus gentes".

03321352

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios