Próximos estrenos

Un verano en pantalla grande

  • La animación vuelve a llevarse la corona en el periodo de cine estival · Wall-E la última producción de Pixar, llega precedida de un impresionante éxito de crítica en EEUU

Con la que está cayendo, el aire acondicionado de las salas de cine resulta un atractivo a tener en cuenta en el periodo estival. Y, de paso, no está de más esperar a ver qué ponen en la pantalla. En el verano, ya se sabe, manda Hollywood, y dada la rebaja abrumadora del resto de ofertas de ocio y cultura, parece que no hay más remedio que aliarse con el enemigo si se quiere salir de casa. Eso sí, no faltan promesas dignas de consideración artística, especialmente desde el género de la animación, lo que viene a continuar una tónica ya más que consolidada en los últimos años. Se queja quien quiere.

En realidad, el mercado veraniego de la cartelera ya se abrió el pasado mayo con Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal. Si ayer El príncipe Caspian recuperaba para los cines Las crónicas de Narnia, el estreno rey de mañana viernes es otra servidumbre a los EEUU mediante un curioso remake: el austriaco Michael Haneke a vuelto a rodar su Funny Games de 1995 (adalid postmoderno del séptimo arte europeo) con producción americana y un reparto liderado por Naomi Watts, Michel Pitt y Tim Roth. Quienes echen de menos a Will Smith (de todo hay) se resarcirán el día 11 con Hancock, en la que el actor encarna a un superhéroe en apuros que se mete en más problemas cuando busca consuelo en Charlize Theron. El mismo día regresará a las pantallas españolas Hillary Swank con la comedia romántica Posdata: te quiero junto a Gerald Butler, mientras que los fieles a los dibujos animados podrán disfrutar con lo último de la factoría DreamWorks: Kung Fu Panda, la aventura del maestro en artes marciales Po (¿alguien recuerda a los Teletubbies?), cuenta en su reparto original con las voces de Angelina Jolie, Jack Black, Jackie Chan y Dustin Hoffman.

La programación de julio culminará el día 18 con el thriller de Martin MacDonagh Escondidos en brujas, con Colin Farrell y Brendan Gleeson; la esperada puesta al día del Superagente 86, con Steve Carell ante el reto de suplir al magistral y televisivo Don Adams; y, el día 25, con la segunda entrega cinematográfica de Expediente X. A Mulder y Scully le siguen saliendo abducidos por doquier.

Ya en agosto, las secuelas vuelven a campar a sus anchas con La momia: la tumba del emperador, que se estrena el día 1 y en la que Brendan Fraser persigue a viejos reyes resucitados, esta vez en el Lejano Oriente. El 6 de agosto llega el turno de uno de los filmes más esperados, Wall-E, la última producción de Pixar, dirigida por Andrew Stanton (responsable de Buscando a Nemo). La cinta, que ha ganado el favor absoluto de la crítica en EEUU, donde ha sido considerada película del año, cuenta la historia de un pequeño robot que habita un paisaje apocalíptico e inhabitado 700 años después de su creación. Una maravilla, al parecer, que ofrece garantías de sobra para dejarse caer por el cine. Poco después, el día 13, las salas recibirán otra propuestamuy esperada: El caballero oscuro es la enésima versión de Batman, dirigida por Christopher Nolan (director de Batman Begins) y que pasa por ser la última película del malogrado Heath Ledger, aquí enfrentado a Christopher Nolan en la piel del pérfido Joker. Meryl Streep en la adaptación del musical Mamma Mia, distensiones como El gurú del buen rollo y otra secuela, la de Hellboy (repite el tándem Guillermo del Toro / Ron Perlman) completan agosto.

En septiembre llegarán Benicio del Toro con la pinta del Ché y Woody Allen con Vicky Cristina Barcelona. Y que no falte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios