Picasso lucha en la Guerra Civil en el nuevo cómic de Daniel Torres

  • El creador de Roco Vargas presenta una aproximación inédita al pintor malagueño que publicará en junio Norma Editorial

El historietista Daniel Torres, creador de Roco Vargas y de obras como El octavo día, se adentra en su nuevo cómic en la vida de Picasso, a través de una recreación que plantea la posibilidad de que el pintor del Guernica hubiera participado en la Guerra Civil. Torres afirmó que esta historia le ha servido para "reflexionar sobre el miedo que el artista tenía ante la muerte". El cómic, que publicará Norma Editorial en junio, se sitúa, explica Torres, en 1953, cuando Françoise Gilot acaba de poner fin a una relación de diez años en los que han nacido sus hijos Claude y Paloma Picasso.

Sin aludir a ningún tema personal de familia, el historietista evoca ese "estado especial" en el que se encuentra Picasso y se centra en "la capacidad creadora de un artista que con 72 años se cree aún capaz pero que comienza a tener dudas de cuánto tiempo podrá seguir". Picasso es ya "una figura icónica del siglo XX, es miembro del Partido Comunista Francés, pero empieza a ser contestado" y en ese contexto el protagonista comienza a pensar que "ha habido partes en su vida que no se han desarrollado como él quería, y una de ellas es que le habría gustado luchar en la Guerra Civil española, pero no pudo ser porque en 1936 tenía 55 años". Es entonces cuando Picasso encarga a un dibujante, Marcel, de origen español, que le haga una historieta en la que aparezca luchando en la contienda, en la Batalla del Ebro, pero con 25 años.

A partir de aquí, Torres despliega "un juego de espejos, en el que se ve a Picasso de mayor (en 1953) y de joven (en 1936), pero también se ve a Marcel", que, explica el autor "soy yo disfrazado de mi padre". Esta argucia narrativa parte de un proyecto personal de Torres titulado "La verdadera vida de", pensado "para la gente que quiere reinventar su vida, y la chispa se encendió un día en Valencia viendo un libro sobre Picasso en el escaparate de una tienda".

"Siempre he tenido una duda sobre el trabajo de Picasso: me gusta mucho ver sus obras, pero al mismo tiempo me cansa, algo que no me pasa con Rembrandt o Van Gogh, y quería saber por qué me ocurría esto", comenta Torres en su estudio del barrio barcelonés del Poblenou. Tras dos años de documentación meticulosa, el autor fue enriqueciendo el germen de la historia conociendo "su concepción del arte y de la vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios