Pablo Sycet expone hasta final de mes sus 'Tipos móviles' en Gibraleón

  • La Sala de arte De blanco a tinto recoge la última producción del artista olontense ya vista en Madrid y Granada

  • Invita a la reflexión con obras plenas de vitalidad y solidaridad

El pintor y grafista olontense Pablo Sycet (Gibraleón, 1953) recupera el uso y las posibilidades expresivas de los recursos tipográficos en su obra más reciente Tipos móviles -como ya hizo en la exposición de 1997 Después de la batalla- en referencia directa a su actividad como letrista de canciones para Luz Casal, Fangoria, Germán Coppini y sus paisanos Avíate!, entre otros, y a su trabajo como diseñador gráfico a lo largo de más de cuatro décadas.

Una extraordinaria colección de estos últimos trabajos se puede ver en Huelva este mes, tras la exhibición el último año en la galería madrileña Antonio de Suñer y en la granadina Anticuario Ruiz Linares. Ahora, en el nuevo regreso a su pueblo, expone en la Sala de Arte DBAT, en las instalaciones de la vinoteca De blanco a tinto.

En la nueva obra de Sycet se muestra un interesante juego de analogías y metáforas

En esta nueva serie de Tipos móviles, Pablo Sycet recrea confortables interiores y fantasías espaciales pobladas de elementos tipográficos y colonizadas por fotografías de prensa (violencia, desastres naturales, campos de batalla...) a las que ha privado de sus pies de foto, de su historia, para integrarlas desnudas en el espacio representado -un espacio post-onírico de sombras y geometrías cambiantes- y ofrecer así al espectador su inmenso poder narrativo.

Reconoce Sycet que hay mensajes de "solidaridad y gusto por la vida" en estas obras "que remiten a interiores coloristas, que desprenden alegría de vivir y gusto por la felicidad cotidiana, en contraste con unas imágenes de guerras y desastres naturales que he ido recortando de la prensa diaria a lo largo de muchos años porque me inquietaban o fascinaban".

Mediante la incorporación a sus pinturas de estas imágenes de diversa procedencia, Pablo Sycet establece un juego de analogías y metáforas entre el mundo real de las migraciones humanas y estos elementos de representación del lenguaje -"tipos móviles", en el argot de los impresores- tan acostumbrados a cruzar fronteras de tiempo y de espacio. Es de esta forma como en Tipos móviles habla del conflicto del artista con su época, de la mezcla de lenguas, de identidades, de Babel y Babilonia, de equilibrios imposibles entre un presente de tecnología y nomadismo y un pasado de viejos oficios y tierra.

En la exposición también se incluyen una selección de su Abecedario del iluso, y con motivo de la misma se edita un catálogo que incluye textos de Juan Angona Álvarez y Luis García Montero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios