Elvira Navarro "deambula" por conflictos sociales en 'La ciudad feliz'

  • La escritora onubense escribe sobre un niño chino que viene a vivir a España

La escritora onubense Elvira Navarro vuelve a la literatura y eligió el conflicto de identidades y las duras realidades sociales como telón de fondo de su segunda novela, La ciudad feliz (Mondadori), ganadora del XXV Premio Jaén de Novela.

La obra se divide en dos segmentos complementarios, en los que dos jóvenes personajes "deambulan" por una ciudad grande, enfrentándose a un mundo que ha dejado de hacerles felices. El primer apartado narra, a través de los ojos de un niño, Chi-Huei, las peripecias de una familia china que llega a España, mientras que la segunda parte cuenta la historia de una niña, Sara, que es acechada por un vagabundo. Tienen en común una búsqueda por restaurar una identidad rota.

Navarro (Huelva, 1978) optó por dos tipos de narración para describir las historias, que podrían ser dos novelas cortas si no fuera por un elemento que las une, revelado a lo largo de la trama. La historia de Chi-Huei está contada en tercera persona, mientras que la de Sara, lo está en primera.

"No me puse a escribir sobre un chino porque me interesaba su colectivo, sino por tratarse de una comunidad sobre la cual no sabemos nada, eso me permitía inventar", detalló Navarro a Europa Press, añadiendo que no despliega "una mirada sociológica" y que la historia de la niña con el vagabundo fue la que nació antes.

"El vagabundo del libro decide vivir al margen, quiere trasmitir que se puede vivir de otro modo, pero situarte al margen no te deja indemne", matizó la escritora onubenses en la presentación de su novela.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios