Rusia acuerda con los países árabes un plan para solucionar la crisis en Siria

  • La iniciativa contempla el cese de la violencia "sea cual sea su origen", la creación de un mecanismo neutral que supervise el alto el fuego y la no intervención extranjera.

Rusia ha acordado con los países árabes un plan de cinco puntos para dar una salida a la crisis en Siria, anunció hoy el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en una rueda de prensa en El Cairo.

La iniciativa contempla el cese de la violencia "sea cual sea su origen", la creación de un mecanismo neutral que supervise el alto el fuego y la no intervención extranjera, explicó Lavrov tras reunirse hoy con sus homólogos árabes en la capital egipcia. Además, estipula la llegada de ayuda humanitaria "sin obstáculos" a la población civil y el respaldo a la misión del enviado especial de la ONU y la Liga Arabe, Kofi Annan, para lanzar un diálogo entre Damasco y la oposición, basado en las resoluciones de ambos organismos.

El jefe de la diplomacia rusa calificó los contactos de hoy de "francos e importantes", porque suponen un mensaje claro dirigido a todas las partes sirias, y expresó su esperanza de que la misión de Annan conduzca al comienzo de un diálogo. La fórmula propuesta hoy para solucionar la crisis es similar a la propuesta china aceptada hace tres días por el régimen de Damasco, que incluye puntos parecidos.

Ayer, Moscú rechazó el nuevo proyecto de resolución sobre Siria propuesto por Estados Unidos para su aprobación en el Consejo de Seguridad de la ONU, porque no llama a ambas partes en conflicto a dar pasos para el fin de la violencia.

Mientras los ministros se reunían hoy en Egipto, Annan se entrevistaba con el presidente sirio, Bachar al Asad, que le advirtió de que ningún diálogo político puede tener éxito mientras haya grupos armados que propagan el caos. "Ningún diálogo o proceso político puede tener éxito mientras existan grupos terroristas armados que trabajan para propagar el caos y la inestabilidad en el país atacando a civiles y militares, y saboteando propiedades públicas y privadas", dijo Al Asad, según la agencia de noticias oficial siria, Sana.

Para el mandatario, el éxito de cualquier esfuerzo para solucionar el conflicto requiere que primero se estudie la situación sobre el terreno y que terminar con "lo que promueven algunos países regionales e internacionales para tergiversar los hechos y presentar una imagen distinta de lo que ocurre en Siria". Por su parte, los grupos opositores denunciaron que al menos 31 personas murieron hoy por la represión del régimen en distintos puntos del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios