Siria

Al Asad advierte al emisario de la ONU que ningún diálogo tendrá éxito "si hay caos"

  • Los opositores afirman que al menos 31 personas han muerto por la represión del régimen durante la visita de Kofi Annan con el objetivo de frenar los ataques.

Comentarios 2

El presidente sirio, Bachar al Asad, afirmó que ningún diálogo político puede tener éxito mientras haya grupos terroristas armados que propagan el caos, durante una reunión en Damasco con el enviado de la ONU y de la Liga Arabe, Kofi Annan.

"Ningún diálogo o proceso político puede tener éxito mientras existan grupos terroristas armados que trabajan para propagar el caos y la inestabilidad en el país atacando a civiles, militares y saboteando propiedades públicas y privadas", dijo Al Asad, según la agencia de noticias oficial siria, Sana. Para Al Asad, el éxito de cualquier esfuerzo para solucionar la crisis requiere que primero se estudie la situación sobre el terreno y que se ponga fin "a lo que promueven algunos países regionales e internacionales para tergiversar los hechos y presentar una imagen distinta de lo que ocurre en Siria".

Por su parte, Annan le explicó a Al Asad su visión de la crisis y destacó su compromiso para trabajar de una manera "justa, imparcial e independiente", además de su rechazo a una injerencia extranjera en los asuntos sirios. Annan expresó su esperanza de que pueda trabajar con el Gobierno sirio para lanzar un diálogo pacífico dentro de un proceso político, que devuelva la estabilidad a Siria y cumpla con las aspiraciones de su pueblo, indicó Sana.

Annan llegó a Siria en su primera visita desde que fue nombrado a finales de febrero pasado enviado conjunto de la ONU y de la Liga Arabe.

Según los datos de la ONU, más de 7.500 personas han muerto desde el inicio de las protestas hace un año, mientras que el régimen de Damasco asegura que más de 2.000 soldados y efectivos de seguridad han muerto por la acción de "grupos armados".

Al menos 31 muertos en Siria durante la visita del emisario de la ONU

Al menos 31 personas murieron por la represión del régimen de Damasco en distintos puntos de Siria, donde el enviado conjunto de la ONU y de la Liga Arabe, Kofi Annan, se entrevistó hoy con el presidente Bachar al Asad. os opositores Comités de Coordinación Local precisaron que el mayor número de víctimas se registró en la provincia septentrional de Idleb, donde al menos diecinueve personas perdieron la vida, de las que dieciséis perecieron en una emboscada de las fuerzas del régimen en la localidad de Yisr al Shogur.

El grupo opositor agregó que también hubo ocho muertos en Deraa (sur), cinco de ellos soldados desertores; en la periferia de Damasco, donde hubo tres fallecidos, y en la provincia central de Homs, donde perdió la vida una persona. Según los Comités, los cinco militares disidentes fueron fusilados por el ejército, que consiguió capturarlos tras su deserción.

Los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) anunciaron hoy que habían conseguido derribar un helicóptero militar y destruir dos tanques de las fuerzas armadas en una zona montañosa en el norte de Idleb. Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente por las restricciones impuestas a los periodistas para trabajar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios