COMPUESTO POR 18 ARTÍCULOS

Los clubes de automovilistas, en contra del ‘kit’ antinevadas propuesto por la DGT

  • Las principales asociaciones que defienden a los conductores -AEA, Mapfre, Race, DIA y Pons Seguridad Vial- no comparten la propuesta de la Dirección General de Tráfico.

El director de la DGT, Gregorio Serrano. El director de la DGT, Gregorio Serrano.

El director de la DGT, Gregorio Serrano. / Efe

Comentarios 7

Asociaciones de conductores, víctimas de accidentes y expertos no ven "necesario" obligar a los conductores a llevar un equipamiento antinevadas, como propone Tráfico, porque "no es la solución" ante problemas como los surgidos en Reyes en la AP-6.

Así lo han manifestado representantes de esos colectivos después de que Tráfico señalara ayer que estudiaba proponer la inclusión en la próxima Ley de Tráfico y Seguridad Vial de un equipamiento obligatorio para los coches que circulen por zonas de nevadas frecuentes.

Un "kit" que ha suscitado un debate, sobre todo después de que un tuit de la DGT, que luego retiró, incluyera una fotografía con casi una veintena de elementos que podrían integrar el equipamiento.

Un buen ejemplo es el presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, que considera que "todo lo que sea mejorar la cultura de la seguridad vial es bueno", pero "de ahí a hacer actuaciones obligatorias", hay que tener "cuidado" porque podría "chocar" con la normativa europea.

Según Arnaldo, en la UE es obligatorio llevar siempre en el vehículo una rueda de repuesto y un kit para ponerla, mientras que son cuatro los elementos (chaleco reflectante, triángulos reflectantes, botiquín y extintor) cuyo uso establece la Unión como obligatorios en determinados casos, siendo cada país el que regula esta utilización.

"Podemos mejorar lo que queramos, pero que no se pretenda desviar la atención, son fuegos de artificio", avisa Arnaldo, que considera que introducir cambios sobre esto "no es necesario". Además, Arnaldo bromea con la posibilidad de que estos cambios contemplen la obligatoriedad de un kit compuesto por 18 artículos -entre ellos, una pala y un silbato- que la DGT recomendaba a través de Twitter en caso de nevadas: "Si es el kit antinevadas que han presentado me quedo perplejo".

Para el director de Prevención y Seguridad Vial de la Fundación Mapfre, Jesús Monclús, "el mejor 'kit' tiene que ser de prevención y no ir en el maletero, sino en nuestra cabeza, en nuestro cerebro".

"Además de preparar el viaje y aquello que pensemos que vayamos a necesitar para una duración quizás variable del mismo (bebida, alimentos, medicinas si fuera necesario), el 'kit' debe llevar prudencia, previsión, anticipación, sentido común basado en información sobre el tiempo y las carreteras, paciencia...", subraya.

Por su parte, el director de Seguridad Vial del Race, Tomás Santa Cecilia, no considera que esta medida sea prioritaria actualmente, y se muestra contundente con la Administración: "La movilidad es un derecho y su responsabilidad es garantizar una movilidad segura", apostilla.

Santa Cecilia culpa del caos en la AP-6 a la falta de coordinación entre el Gobierno y la concesionaria de la autopista y ha zanjado: "La solución al problema no pasa por un 'kit', sino por mejorar la coordinación y los tiempos de reacción".

Francisco Canes, presidente de DIA, defiende la necesidad de que los conductores tomen conciencia de lo que un desplazamiento interurbano implica y de que tanto los quitanieves como los efectivos de la Guardia Civil "hay que pagarlos, no son gratis".

DIA entiende que situaciones como las vividas la pasada semana son un "conglomerado de responsabilidades". Canes culpa en parte al Gobierno y a la DGT por su falta de eficacia a la hora de ofrecer soluciones, pero también a los conductores que "tienen que ser más conscientes".

Mientras, desde Mapfre, Monclús ofrece unos consejos antes de ponerse al volante. El primero de ellos, consultar la previsión del tiempo, por ejemplo en la web de AEMET, y del tráfico, y si se prevén nevadas, realizar el desplazamiento únicamente si es indispensable y, si es posible, evitar que viajen niños o ancianos.

Si el viaje por carretera es imprescindible, intentar al menos adelantar o retrasar el desplazamiento para evitar las horas de nieve, sobre todo si va a nevar por la noche, y llevar ropa de abrigo y provisiones de alimentos y bebidas básicas, así como medicamentos, comida para bebés, para unas 24 o 48 horas como mínimo.

Reducir todo lo que haga falta la velocidad y usar adecuadamente el alumbrado y conducir con la mayor suavidad posible, utilizando marchas largas, dosificando con mucho tacto el acelerador, evitando los movimientos bruscos del volante y utilizando el freno en línea recta y con mucha suavidad, son otros consejos que ofrece Monclús.

Otras recomendaciones son llevar el depósito lleno de combustible, cadenas si hay riesgo de nieve en la calzada o neumáticos de invierno, que proporcionan un mejor agarre y no adelantar a un quitanieves que esté trabajando.

Si hay que parar, mejor hacerlo en el carril derecho si hay más de uno a fin de dejar otro libre para que circulen las máquinas quitanieves o los servicios de emergencia o rescate.

Por su parte, el asesor de Pons Seguridad Vial Ramón Ledesma ve "razonable" lo medida que valora Tráfico, en caso de que se dirija a determinar la obligatoriedad de llevar cadenas en tramos de carretera específicos o en un periodo de tiempo concreto, como ya se hace --también con los neumáticos de invierno-- en algunos países europeos. "Es lógico que se lo planteen", dice.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios