Para unas vacaciones seguras

  • Envíe sus preguntas y sugerencias al Cuerpo Nacional de Policía a través del correo lapoliciaresponde@huelvainformacion.es y sus responsables le enviarán la respuesta a través de esta página, la cual se publica cada quince días.

Los periodos vacacionales suelen ser aprovechados para visitar a familiares o disfrutar del tiempo libre. Si sale de casa no olvide cerrar con llave la puerta de su vivienda y no sólo con el "resbalón", así es muy fácil acceder a su interior. No deje señales visibles de que su casa está desocupada, no baje totalmente las persianas e instale programadores que enciendan y apaguen alguna luz, radio o televisión. No divulgue su ausencia.

Uno de los consejos principales es mantener a los más pequeños siempre vigilados para evitar que desaparezcan. Dos medidas sencillas que se deben adoptar: anote el número de móvil del padre o de la madre en el brazo del niño o póngale un colgante con sus datos de identidad y teléfono y enseñe a sus hijos a conocer su propio nombre, apellido, domicilio y teléfono.

De otro lado, los "clásicos" trileros, o las estafas del tocomocho o la estampita se dan más en periodos vacacionales. Durante esos días las zonas comerciales y de ocio reúnen a gran número de personas y son un entorno perfecto para la actuación de carteristas, timadores, descuideros y otros delincuentes. Recuerde también estas pautas: nunca saque dinero de su banco a requerimiento de desconocidos, aunque le ofrezcan, aparentemente, un gran negocio. Si va a realizar compras, evite llevar todo el dinero en una misma cartera o bolso, y si va a sacar dinero de un cajero compruebe que nadie le sigue u observa. No acepte ayuda de desconocidos que supuestamente quieren ayudarle, ya que en muchas ocasiones tras esa voluntad se esconde un delincuente que quiere aprovechar un descuido para apoderarse de su dinero. Si tiene algún problema o sospecha algo, acuda al personal de la entidad bancaria o abandone el cajero tras cancelar la operación.

Los trileros son especialistas timadores y es frecuente verlos en las plazas y calles céntricas de la ciudad o típicas de turistas. Con tres naipes, vasos o cáscaras de nuez animan a los viandantes a descubrir dónde se encuentra una carta o se oculta una bolita. No participe en ese supuesto "juego", perderá seguro. Entre los timos más conocidos y habituales se encuentra el timo del tocomocho, en el que se hace creer a la víctima que puede beneficiarse del cobro de una participación premiada de la lotería, o el timo de la estampita.

De compras

También cabe destacar que en estas fechas de descambio de regalos navideños y de rebajas se incrementan las compras. Tome precauciones si adquiere productos fuera de los cauces legales. Los falsificados pueden conllevar problemas de seguridad o para la salud. Juguetes, aparatos electrónicos, baterías o productos alimentarios deben de pasar los controles de Sanidad y Consumo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios