De mayor quiero ser policía

  • Un grupo de mayores ha puesto en practica todo lo aprendido en los talleres de Educación Viall agentes por un día Mas de 1.200 personas mayores de la capital participan en la Campaña de Educación Vial del Ayuntamiento.

La mañana de ayer no se levantó tan fría como días anteriores, pero dejó frío a más de uno. Sobre todo, a los alumnas y alumnos del colegio de las Hermanas Teresianas de la capital que veían como unas personas mayores, ataviadas con chalecos reflectantes, les invitaba a cruzar el paso de cebra para dirigirse a su centro docente, una vez habían detenido el tráfico. "Nos han tratado muy amablemente, hasta nos han dado los buenos días", comentaba una de las madres de uno de los alumnos, quien aprovecha para quejarse de que no todos los días, dicho paso de peatones, cuenta con policías locales que regulen el tráfico, "ni a la entrada ni a la salida del cole".

Ante la mirada atónita de los conductores, que no sabían a quién obedecer, si a los policías de verdad a los aprendices, este grupo de personas mayores realizaron ayer sus primeras prácticas de la Campaña de Educación Vial regulando el tráfico sobre el terreno.

En ella han puesto en práctica los mensajes lanzados en la campaña de Educación Vial y Seguridad del Ayuntamiento en la que han participado los clubes de mayores de la ciudad. El ejercicio práctico, que ha contado con la supervisión de tres policías locales, también consistía en advertir a peatones y conductores de las infracciones que en materia de seguridad vial cometían al circular o al andar. También informaron a los conductores sobre las medidas de precaución que hay que adoptar con los más pequeños.

"Salvo dos personas, todas las demás a las que hemos advertido de su infracción, han recibido nuestros consejos amablemente, pero un poco extrañados" , recuerda José, mientras regula el tráfico indicando a los peatones las señales de trafico allí existentes.

Señales y normas que pasan desapercibidas "la mayoría de las veces", apunta José. "Te das cuenta, cuando observas, atentamente, de la cantidad de infracciones que cometemos tanto los niños, personas mayores, adultos o jóvenes. Y a veces, no nos percatamos del peligro que conllevan", espeta.

La actividad se enmarca en la campaña de Educación Vial que organiza desde hace tres años el Ayuntamiento de Huelva, a través de las concejalías de Seguridad y de Mayores, dirigida a dicho colectivo. Una iniciativa que, pesar de su reciente implantación, se ha convertido, a petición de los propios mayores, en una actividad imprescindible en el programa municipal que se organiza para ellos.

El programa, que prevé la participación de 1.200 mayores de las asociaciones que forman parte del Consejo Local de Mayores, se divide en sesiones teóricas y prácticas.

La campaña, pionera en nuestra ciudad, se ha convertido en una actuación prioritaria del Consistorio municipal para evitar los accidentes urbanos. En ella, colabora el Instituto Mapfre de Seguridad Vial y se llevará cabo de febrero a junio para los centros escolares, mayores y otros colectivos.

La concejal de Mayores, Juana Carrillo, señaló que "la mejor manera para reducir es prevenir en un colectivo que, junto con los jóvenes, son los más castigados por los accidentes de tráfico, sobre todo por atropellos en la ciudad" .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios