Los juguetes, productos que más vulneran las normas de seguridad

  • En 2007 se retiraron del mercado onubense 66 unidades de artículos incluidos en la Red de Alerta, un sistema que detecta los productos inseguros distribuidos en Europa · El 75% fueron juguetes

Se supone que deben ser los más escrupulosos con los materiales y mecanismos que se utilizan para su fabricación, pero paradójicamente los juguetes y los artículos de puericultura encabezan la lista de los productos que, por presentar riesgos para la seguridad, están incluidos en la denominada Red de Alerta europea, un sistema de intercambio rápido de información entre los países de la UE y la Comisión Europea sobre los riesgos que puede entrañar el uso de determinados productos para la salud o la seguridad de los consumidores. En Huelva, además, los juguetes encabezan la lista de los productos que se han retirado del mercado tras las inspecciones realizadas en los establecimientos, ya que más del 75 por ciento de las unidades retiradas el año pasado en la provincia correspondió a juguetes.

El sistema de Red de Alerta propició que en Huelva se realizasen el año pasado 2.287 inspecciones con las que se detectaron en los establecimientos de la provincia 66 unidades de diez productos incluidos en esta Red, que podrían provocar asfixia o intoxicación. Cincuenta fueron juguetes, mientras que los dieciséis restantes correspondieron a productos químicos de uso doméstico (colas, pegamentos y disolventes) y todos se retiraron del mercado (o bien se devolvieron . En el primero de los casos, el origen del producto es no europeo, mientras que los segundos procedían de nuestro país.

Así, los productos que más han vulnerado la normativa existente sobre seguridad en los productos de consumo han sido los juguetes, a pesar de que el mayor número de controles ha correspondido a los artículos de bricolaje, se han comprobado 612, frente a 416 juguetes a los que le siguen otros productos químicos (170), y pequeños electrodomésticos (170). En el conjunto del país se retiraron a lo largo del año pasado 488.294 unidades, de las que la mayor parte correspondió a cosméticos (110.320), juguetes (96.131) y material eléctrico (82.829).

En lo que va de año, el Servicio de Consumo de la Junta ha realizado 118 inspecciones y ya ha retirado 32 unidades de seis productos diferentes. En este caso, se trata de lámparas de sobremesa (de diferentes marcas), que podían provocar un choque eléctrico, y de chupetes que podrían asfixiar a los pequeños. Los primeros con origen desconocido y los segundos procedentes de Europa.

Respecto a las notificaciones recibidas a lo largo del año pasado, se tramitaron 2.225 alertas, lo que ha supuesto un 49 por ciento más de notificaciones que el año anterior. La mayor parte, se ha notificado por considerarse que los productos podian provocar un riesgo grave (los artículos que entran en la Red pueden hacerlo por riesgo de lesiones graves o leves en el consumidor).

Los productos más notificados han sido los juguetes (30,16 por ciento), el material eléctrico (12,99 por ciento) y los vehículos y accesorios (10,29 por ciento), y en cuarto lugar se encuentran los artículos infantiles (9,26 por ciento). En cuanto a los riesgos, el más notificado es el de asfixia (23,28 por ciento), le siguen intoxicación y choque eléctricos (ambos representan el 18,20 por ciento). De los De los 2.225 productos notificados 144 han estado implicados directamente en algún incidente, ocupando el primer lugar en este aspecto los juguetes (26), seguidos de vehículos y accesorios (20) y pequeños electrodomésticos (13). Respecto al origen, la mayoría de los productos alertados en 2007 procede de países asiáticos (58,16 por ciento) y su origen es desconocido en un 18,43 por ciento de los casos. Los productos de origen comunitario notificados representan un 18,61 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios