El PP relanza la campaña de la Huelva-Cádiz y plantea su financiación privada

  • Los populares prometen su ejecución tras ser la única obra "de verdad" que incluyen en su programa andaluz · La colaboración público-privada sería "perfecta" pero no se descarta nada: "Lo importante es que se haga" · El tercer carril de la A-49, otra apuesta

Comentarios 33

A una semana del inicio oficial de la campaña electoral el PP relanzó ayer la que ha sido una de sus ideas fuerza durante los últimos años en Huelva, primera y más repetida promesa del presidenciable Javier Arenas para una de las provincias con menos diferencia entre PP y PSOE según las encuestas: la carretera Huelva-Cádiz. Carretera que será autovía, explicaron los populares, una vía que reducirá en 45 minutos la actual travesía hasta Cádiz y cuya construcción será capaz de generar hasta 1.400 empleos. El presupuesto es todavía una incógnita, al igual que su origen; la vista está puesta en el sistema de colaboración público-privada ante la difícil situación de las arcas autonómicas, pero no se descarta nada: "Lo importante es que se haga".

Así se puso de relieve en la enésima presentación del proyecto estrella del PP en materia de infraestructuras, en esta ocasión ante unas 150 personas en la Casa Colón. Los populares perfilaron con más detalle su propuesta de anteriores campañas: conexión entre Hinojos y Villamanrique, entre Villamanrique y Lebrija y a través de este municipio con las vías existentes, la nacional IV y la autopista de peaje para conectar con Cádiz. El PP propone así una autovía que partiría de la A-49 a la altura de Bonares y que recortaría hasta una hora y cuarenta y cinco minutos el actual tiempo de viaje de dos horas y media. El punto más complejo de ese trayecto será el paso por el Guadalquivir, por puente o por túnel, "lo que sea más barato".

Esa es la propuesta que el PP lleva a su programa electoral andaluz, la única obra "de verdad" del documento (que será presentado hoy en Granada), en palabras de su coordinador, Jaime Raynaud. ¿Pero qué garantías dan de su ejecución? "Esta obra es un compromiso, todo el programa de Gobierno lo es", aseguraba ayer Raynaud, quien no obstante eludía concretar plazos, presupuesto ni fórmula de financiación. Tras cerrar el año con un déficit por encima de lo establecido y de la media (más allá de las razones de ese déficit que han provocado una guerra política entre Madrid y Sevilla), desde el PP se asegura que "somos conscientes de las dificultades existentes y para nosotros es una incógnita brutal cómo vamos a encontrar la Junta de Andalucía". Con esos antecedentes, los populares consideran que el sistema de colaboración público-privada iría como un guante a esta infraestructura: la constructora adelantaría el 20% del coste de la obra, financiaría otro 80% y la Administración pagaría a lo largo del periodo de la infraestructura. Un sistema que no termina de despegar pero que lo hará "si la obra es rentable y existe financiación".

¿Excluye eso un peaje? Según Raynaud "habrá que estudiar cualquier sistema", incluida la financiación sólo privada. Pero, insiste, "lo importante es la idea, que se ejecute". A falta de elaborar un presupuesto detallado, el PP considera que el coste de la obra no deberá ser muy alto puesto que "parte de infraestructuras existentes, no tendría muchas expropiaciones costosas"; el portavoz de infraestructuras del PP se refiere así a los tramos de carreteras ya existentes en Huelva y Sevilla, aunque habría que desdoblarlos. Otra incógnita que queda en el aire son los plazos de ejecución, ya que habría que comenzar el proceso administrativo desde cero (la tramitación suele durar años).

Con todos estos condicionantes sobre la mesa, los populares lanzan su enésima campaña pro autovía Huelva-Cádiz, en esta ocasión con más posibilidades que nunca de convertirla en promesa de Gobierno. Trípticos, cartelería y una recogida de firmas que comenzará hoy para explicar a los ciudadanos los argumentos de siempre y algunos nuevos: la reducción de tiempo (45 minutos) y distancia (60 kilómetros) de viaje y consiguiente ahorro (10 euros por trayecto, calculan); o la generación de unos 1.400 puestos de trabajo directos e indirectos en el proyecto.

También se reitera la necesidad de conectar Huelva con el exterior, no sólo con este proyecto, sino potenciando su conexión con los corredores ferroviarios (el Ministerio de Fomento tramita una modificación al respecto) o con el tercer carril de la A-49, un proyecto que es "viable y necesario" y que los populares andaluces ya han solicitado a la ministra de Fomento, Ana Pastor. Además, resalta el PP, el tráfico entre las dos provincias justificaría la actuación. La propuesta socialista de acercar ambas provincias a través de la circunvalación de Sevilla, la SE-40 (en fase de construcción) no resulta válida para el PP. Esta obra quedó paralizada con el anterior Gobierno, advirtió Raynaud.

El principal escollo que quedaría sería el medioambiental, frente al que el alcalde de la capital, Pedro Rodríguez, aseguró que "yo no quiero que se pase por el Parque, el PP no quiere, eso lo dicen los cínicos del PSOE". La mejora medioambiental ha sido uno de los argumentos incluidos por los populares en su nueva campaña: a menos gasto en viajes menos emisiones, y de tocar Doñana, nada: "La carretera pasa por la parte Norte, no toca la zona de protección".

Por otra parte, los populares aseveran hacerse eco de una reivindicación social, en la que han participado también los empresarios de ambas provincias; ayer no estaban en el acto los máximos responsables de la FOE pero sí el presidente del Consejo Empresarial de Turismo, José Manuel Barranco, y el portavoz de infraestructuras de la Federación, Javier Regalado. Por ello, aseveró el también número 1 por Huelva, "estoy convencido de que Javier Arenas va a llevar la obra a su primer Consejo de Gobierno", apostilló Rodríguez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios